martes, 23 de julio de 2019

EL HOMBRE DE LOS CÍRCULOS AZULES

El comisario Jean-Baptiste Adamsberg, el personaje principal de una serie de libros de novela negra de esta autora, aparece por primera vez, así como otros personajes que lo seguirán en sus investigaciones posteriores, incluido el inspector Danglard.
Jean-baptiste Adamsberg se acaba de mudar a París después de un traslado. Es su duodécimo día. Pero en los últimos meses, la capital es presa de alguien que no se sabe si actúa en broma o va más allá y se dedica a trazar por la noche, grandes círculos azules en las aceras, con los que rodea objetos heterogéneos sin ningún vínculo aparente entre ellos, al lado del círculo una frase: "Victor, mala suerte, ¿qué estás haciendo afuera? ", sin que parezca lógico ni el momento ni los lugares elegidos.
El fenómeno es el deleite de los periodistas y algunos psiquiatras que teorizan: ¿un maníaco?,  ¿un jugador?
El comisario Adamsberg no se ríe. Estos círculos y su abigarrado contenido rezuman crueldad. Él lo sabe, lo siente: pronto, la inocencia absurda se convertirá en tragedia.
El relato evoluciona a un ritmo lento. Primero conocemos a algunos de los protagonistas (Mathilde, Danglard, Charles...) y al propia Adamsberg, del que se nos cuenta su modo de investigar, sus manías, sus intuiciones y algunas cosas de su reciente pasado.
Al final todas esas intuiciones, van encajando con algunos detalles de la investigación y tomando forma en el pensamiento del comisario. Ha llegado la hora de encontrar y detener al culpable y explicárselo todo a Danglard que, en muchos momentos, está totalmente desorientado por la forma de proceder de su jefe inmediato.
Y es que los métodos de Adamsberg son peculiares, muy intuitivos, parece que no hace nada sino dejar pasar el tiempo, como si viviera en una burbuja, cuando realmente lo que está haciendo es dejarse impregnar por las sensaciones hasta que la luz se hace en su mente. Todo ello desarrollándose en una atmósfera poblada de personajes que parecen un poco fuera de lugar.
Fred Vargas nos ofrece aquí, con esta primera investigación de Adamsberg, una intriga bien elaborada y compleja en la que los hilos se enredan para despistar al lector que no comprende todos los datos dispersos, generosamente dejados aquí y allá a su disposición y que se va dejando subyugar por la aparente indiferencia e inactividad de este comisario que se guía por su increíble intuición y que, a pesar de su carácter atípico, nos acaba resultando entrañable.
Frédérique Audoin-Rouzeau (París, 7 de junio de 1957), conocida por el seudónimo Fred Vargas, es una escritora, arqueozoóloga y medievalista francesa, autora también de novelas policíacas.
Entre otros muchos reconocimiento, en 2018 fue galardonada con el Premio Princesa de Asturias de las Letras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario