miércoles, 6 de abril de 2016

LAS DELICIAS DE LOS VERDES AÑOS

En 1976, en plena transición democrática y con el destape entrando en tropel en cines, kioscos y demás, José Frade produce este film, con guión del propio realizador, Antonio Mercero y de Juan José Alonso Millán, que había escrito una obra de teatro del mismo nombre.
Se basa en una serie de relatos extraídos del Decamerón y por mucha pátina literaria que se le quiera dar al asunto, está claro que el avispado productor, buscaba otra cosa, sólo hay que echar un vistazo al elenco, sobre todo al femenino (Mª José Cantudo, Bárbara Rey, María Salerno, Jenny Llada...), para saber por donde van los tiros.
Es cierto que los desnudos de algunos de los intérpretes, hoy nos parecen de un recatado subido, pero están hechos con una absoluta falta de elegancia.
El humor con el que se quieren envolver los diferentes cuentos, está poco conseguido, recurriendo mucho a los viejos trucos del cine mudo (persecuciones a cámara rápida, caídas, mamporros...).
Al final se queda en un mero reflejo de una época en que algunos, entendiendo interesadamente la libertad de expresión, la convirtieron en escenas de desnudo salpicadas por aquí y por allá y escenas simplistas de intercambio sexual, que traducen las frustraciones colectivas de la sociedad del momento, pero no las necesidades y deseos generales de cultura y conocimiento.
Sirva esta entrada como homenaje al bueno de Paco Algora, protagonista absoluto de la película en la que hace lo que puede y lo hace bien, teniendo en cuenta lo que el guión plantea. Paco nos abandonó el pasado 30 de marzo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada