jueves, 24 de marzo de 2016

VIAJO SOLA

Un hombre sale a pasear con su perro para recuperarse de la resaca y de sus problemas de conciencia. De repente el perro sale corriendo entre los árboles. Allí el hombre descubre a una niña que cuelga de un árbol, balanceándose sobre el suelo. Con una mochila escolar en la espalda y un cartel alrededor del cuello que dice «Viajo sola».
El inspector de policía Holger Munch se encarga del caso y no tarda en darse cuenta de que va a necesitar la ayuda de su excolega Mia Krüger. Sin embargo, Mia, que siempre había sido una chica sana, ahora está sumida en una profunda depresión, ha dejado su piso de Torshov, en la calle Vogtsgate y se ha ido a Hitra, una isla en Trøndelag con la intención de acabar con su vida, el recuerdo de su hermana gemela, Sigrid, muerta por una sobredosis, le resulta insoportable. Holger Munch acude a su casa para pedirle que vuelva al servicio activo. No tienen ni la más remota idea de lo que les espera.
En la mejor tradición del género policiaco escandinavo, es una novela compleja y turbadora y no me extrañaría que, dado su éxito, sea la primera de una serie protagonizada por los inspectores de homicidios Mia Krüger y Holger Munch. Con un impactante arranque, la historia gira en torno a la resolución de los asesinatos en serie de varias niñas de seis años, encontradas con una tétrica puesta en escena. A la vez, la novela entrelaza diversas tramas, poniendo el foco en las historias personales de Mia y Holger, que han pasado del estrellato a la decadencia y afrontan el caso como una nueva esperanza para sus carreras.
Pero ellos son tan sólo dos de los personajes, meticulosamente logrados, que se presentan en el libro, hay unos cuantos más, cuya vida constituye en sí misma una compleja historia. Mentes perturbadas, ansiosas de salvación, reunidas para lograr un texto que engancha al lector. Se trata de una novela fluida que logra una historia sólida, un thriller con alguna carencia, pero bien hilvanado en general y que siempre mantiene inquieto al lector.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada