viernes, 18 de marzo de 2016

RELATOS SALVAJES

- Una modelo y un crítico musical coinciden en un vuelo y comienzan a hablar de sus vidas, hasta que descubren que el antiguo novio de ella, un tal Gabriel Pasternak, es la misma persona a la que él examinó formando parte de un tribunal y con el que, de algún modo, se ensañaron, pues su trabajo era muy malo a su juicio. Otra de las pasajeras, una maestra jubilada, se introduce en la conversación, no ha podido evitar oírles y comenta sorprendida ante la casualidad, que Pasternak estuvo en su clase cuando era niño. Ante los comentarios de alguno más de los pasajeros que también conoció a este personaje, el crítico pregunta si alguien más conoce a Pasternak, las manos de todos ellos se van levantando y el desasosiego les domina cuando se dan cuenta que ninguno de ellos ha sacado billetes para aquel vuelo; o les ha tocado en un concurso, o se los han proporcionado a través de la empresa o una agencia.

- Una camarera reconoce en el cliente que acaba de entrar en el establecimiento en que trabaja, al usurero que causó una tragedia en su familia. La cocinera sugiere mezclar veneno para ratas con su comida, pero la camarera se niega.

- Dos conductores en una carretera con poco tráfico tienen una discusión con trágicas consecuencias.

- La grúa se lleva el coche de un ingeniero experto en demoliciones, mientras él mantiene que no estaba bien señalizada la prohibición de aparcar y tiene una discusión con el empleado de la compañía de remolque. El asunto destruye su vida privada y profesional, y proyecta la venganza contra la compañía de remolque y el ayuntamiento.


- El hijo de una familia rica tiene un accidente en el que atropella, con resultado de muerte, a una mujer embarazada. Los padres, junto al abogado de la familia, tratarán de evitar las consecuencias comprando al jardinero de su mansión para que declare que él conducía el automóvil.

- Durante el banquete de boda, la novia descubre que quien ya es su marido, ha estado engañándola con una de las invitadas. Decide vengarse pagándole con la misma moneda.


Así están planteadas la seis historias que conforman esta película que no es un film al uso, sino una suerte de amalgama de cortos que no tienen entre si relación alguna. Sí les une su espíritu de cierta crítica social, la violencia mayor o menor que contienen y el humor negro con que están contadas las historias, todas ellas muy bien elegidas y con un guión acertado.
Con un amplio elenco de actores que, en general, están bastante bien, destacan algunas actuaciones, entre las que más me han llamado la atención, Darín en su papel de ingeniero "Bombita", Rita Cortese como la cocinera de Las ratas o Erica Rivas, la novia del último de los relatos.


Situaciones que cualquiera de nosotros podría vivir, llevadas al límite, en las que el lado salvaje de la persona aflora tomando el camino extremo. Ese humor del que hablábamos, sirve en alguno de los relatos para suavizar el final que, de otro modo resultaría un tanto espeluznante. El hecho de que sean historias cortas, hace que el ritmo de la película sea ágil y que al espectador le resulte la mar de entretenida.
Quizá una de las frases de la cocinera, expresa el fondo que anima las historias: Todo el mundo quiere que alguien le de su merecido a estos personajes, pero nadie se atreve a mover un dedo.




2 comentarios:

  1. Sin duda, una película con efectos y tramas tan bien logrados que no pude continuarla en lo que comenzó el cuento de la novia. Tuve que dejar de verla sopena de irme en vómito. Otro que tenga mejor estómago para apreciarla completa la puede disfrutar mejor ¡Me hizo sufrir leteralmente! y la vida es muy corta y ya tiene su buena cuota de crisis para sufrirla viendo cine ¿No te parece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, no merece la pena pasar un mal rato.

      Eliminar