martes, 29 de marzo de 2016

SANGRE EN EL ESPEJO DE LA REINA

Una conocida actriz, Marcia Tait, aparece muerta en un pabellón conocido como El Espejo de la Reina, que forma parte de la finca White Priory, pero se halla separado de la casa principal. El primer problema se presenta cuando alrededor del pabellón solamente se aprecian dos hileras de huellas sobre la nieve que ha caído copiosamente durante la noche, corresponden al camino ida y vuelta de Jhon Bohun, que es la persona que halló el cadáver por la mañana. Es evidente que todas las sospechas caen sobre él, pues de otra manera, si el crimen lo ha cometido otra persona ¿cómo entró y salió del pabellón sin dejar huellas visibles?
El peculiar Sir Henry Marrivale, antiguo jefe del Servicio de Contraespionaje británico, tenido por un genio de la investigación criminal, ayudará a la policía a resolver el enigma y descubrir al verdadero culpable.
Aunque en este caso se trata de huellas en la nieve, estamos ante un enigma típico de novela negra que se conoce como de "habitación cerrada", por responder al misterio de quién mató a alguien que se halla en una habitación cuyas puertas y ventanas se hallan cerradas desde dentro y sin signos aparentes de haber sido manipuladas desde el exterior.
Con ritmo pausado, incluso lento, la narración transcurre entre sospechas sobre los varios invitados que han pasado esa noche en White Priory y dando vueltas alrededor de las diversas pruebas que aparecen, de los motivos que podrían tener algunos de los personajes para acabar con la vida de Marcia y de las teorías sobre cómo pudo producirse el crimen que son enunciadas por Mr. Rainger y Maurice Bohun.
Puede que todo resulte un tanto alambicado, pero la intriga se mantiene hasta el final, desafiando al lector a tratar de anticiparse a la conclusión a la que llegará el atrabiliario Sir Henry.
Carter Dickson fue uno de los seudónimos utilizados por el escritor americano John Dickson Carter (otros fueron Carr Dickson y Roger Fairbairn) para firmar parte de su obra detectivesca, quizá su título más conocido sea Los crímenes de la viuda roja. Sus personajes más famosos fueron el Dr. Goldeon Fell y sir Henry Merrivale que protagoniza la novela de la que hoy hemos hablado, que fue publicada por primera vez en 1934, en plena época dorada de la novela de misterio.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada