martes, 23 de agosto de 2016

HERIDAS ABIERTAS

Ann Nash y Natalie Jane Keen, dos niñas de apenas 10 años, aparecen muertas, con unos meses de diferencia, en la tranquila localidad de Wind Gap, en Missouri. Ambas han sido estranguladas y les han extraído todos los dientes, en ninguno de los dos casos hay evidencias de abusos sexuales.
Camille Preaker, reportera del Chicago Daily Post, es enviada por el director del diario para cubrir la noticia. Camille nació y vivió en Wind Gap y lo que su jefe piensa que va a ser una ventaja, se convertirá para la joven periodista en un problema. En su pueblo ha de enfrentarse a su pasado, una madre con un temible complejo que la lleva a tratar de alargar la dependencia de sus hijas hacia ella, hasta extremos peligrosos.
Al hospedarse en casa de su madre, Camille abrirá viejas heridas que ya creía cerradas y tendrá que convivir con Amma, su hermanastra, una lolita de 13 años muy inteligente y que gobierna a las adolescentes más populares de la pequeña ciudad.
Gillian Flynn nos ofrece un relato policiaco repleto de detalles, con diálogos bien construídos, pistas disimuladas, al tiempo que nos acerca a la desgarradora vida de las mujeres que lo pueblan, amas de casa desesperadas, aburridas, frustradas, en la mayoría de los casos por la falta de afecto que arrastran desde la infancia.
Un relato penetrante y efectivo, de esos que te atrapan desde el inicio, cuyo mensaje final, si lo piensas bien, resulta aterrador aunque con un resquicio a la esperanza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada