viernes, 25 de abril de 2014

UN CAPITÁN DE QUINCE AÑOS

Las aventuras del bergantín-goleta Pilgrim y sus ocupantes, embarcados en Nueva Zelanda tras una decepcionante campaña en la que no han conseguido pesca, actividad a la que se dedica el barco.
El navío recorrerá el Pacífico con rumbo a San Francisco, donde tiene su base, pero a última hora embarcará a tres pasajeros inesperados, la Sra. Weldon, esposa del armador del buque, su pequeño hijo y el primo de ésta.
Durante la travesía, se les presenta la oportunidad de cazar una ballena que se cruza en su camino, pero en la pelea con el cetáceo, perecen el capitán y buena parte de la tripulación, quedando el barco en manos del grumete Dick Sand, un muchacho de 15 años que habrá de apañarse para gobernar el Pilgrin, con un grupo de negros a los que han rescatado de un naufragio y que no tienen experiencia marinera.
Debido a la traición de cocinero, Negoro, un ser de oscuro pasado, que altera el funcionamiento de la brújula, el barco irá a parar a las costas africanas, donde se verán inmersos en aventuras y peligros, sobre todo tras ser capturados por los negreros.
Verne elige como protagonista de la novela a un adolescente, seguramente buscando el acercamiento a una parte de su publico que tenía esa edad y que se verá reflejado en el muchacho, un chico con poca experiencia, debido a su corta edad, pero inteligente y decidido, que no duda a la hora se sentirse responsable del futuro de las personas que se han puesto a su amparo, aunque no siempre las cosas saldrán como desea.
El autor opta por una trama sencilla de buenos y malos que se desarrolla en paisajes exóticos, con personajes arquetípicos, algún giro realmente increíble, intriga y un final aleccionador.





2 comentarios:

  1. Tal vez en lo que ocurre en esta novela se halle la solución a lo que ocurrió con el avión malayo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te extrañe, ya sabes la fama de visionario de Verne.

      Eliminar