lunes, 20 de junio de 2011

EL CRISTO DEL OTERO


Uno de los emblemas de la ciudad de Palencia es su Cristo del Otero, una imponente figura del Sagrado Corazón que se levanta en un cerro cercano.
Siempre ha existido cierta controversia sobre su altura, aunque es comúnmente aceptado que tiene 20 o 21 metros.
Es obra del escultor local Victorio Macho y en el proyecto original estaba concebido para tener los brazos extendidos hacia abajo en ángulo de 40º. La idea se desechó por problemas de estabilidad, adoptando sus brazos y manos la postura que presentan, como de bendición o protección.
Igualmente, su autor pensó en recubrirlo de teselas y hacer el rostro, manos y pies de bronce.
Al final, todo él fue construído en hormigón, pues el presupuesto era de 100.000 pesetas, recaudadas mediante suscripción popular y había que ajustarse al mismo.
Las obras, pese a su dificultad se desarrollaron a buen ritmo, estando concluídas en septiembre de 1930, sin embargo no fue inaugurado hasta el 12 de junio de 1931, sin demasiados fastos, pues el momento no era propicio debido a los movimientos antirreligiosos de la época que hicieron llegar a temer por su integridad.
A sus pies hay excavada una ermita (llamada ermita de santa María del Otero) y un pequeño museo donde se encuentran los proyectos de su autor, que también tiene allí su tumba.





4 comentarios:

  1. Hola, profundas y leales entradas visten este precioso blog,si te gusta la palabra en el tiempo, la poesía, te invito a mi casa, un lujo, es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen lunes lunero, besos con salero...

    ResponderEliminar
  2. He estado en Palencia, pero no sabía lo de esta figura, es más nunca la había oído nombrar. Ya lo dicen que nunca te acostarás sin saber una cosa más. Saludos Trecce.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por su visita, Don Vito.

    ResponderEliminar
  4. Pues si alguna vez regresas, Rafa, merece la pena acercarse hasta allí.

    ResponderEliminar