domingo, 23 de septiembre de 2012

EL TREN VOLADOR

A manos de un comerciante árabe que vive en un país Africano, llega por casualidad un mensaje que un nativo encontró en una bolsita prendida al cuerno de un antílope.
En él un explorador inglés, de apellido Kambert, pide socorro, pues se halla prisionero de una sanguinaria tribu. El inglés estaba explorando los alrededores del gran lago Tanganyka cuando cayó en manos de los nativos y promete como recompensa a quien le ayude, revelarle el lugar en el que se encuentra una montaña de polvo de oro.
El comerciante se pone en contacto con su amigo Mateo, un griego que, a su vez, convence al alemán Otto para que, con un dirigible que ha construído, se pongan en camino a la busqueda del explorador cautivo.
Como en otras novelas de Salgari, los protagonistas habrán de salvar mil y una aventuras y peligros durante el viaje.
 
 
 

2 comentarios:

  1. Ya lo he mencionado en alguna ocasión, a Salgari
    le debo mucho de mi pasión por la lectura.

    ResponderEliminar