viernes, 28 de septiembre de 2012

EL BARRIO CONTRA MI (KING CREOLE)

Danny Fisher (Elvis Presley) es un joven que vive en un barrio humilde de Nueva Orleans, su madre murió y desde entonces su padre, ha ido perdiendo, primero la farmacia que tenía y después todos los trabajos en los que ha probado suerte, así que son su hermana y él los que tratan de mantener la casa a flote.
Danny trabaja antes de las horas de clase y debido a su caracter pendenciero tiene problemas con una de las profesoras, de forma que siempre encuentra algún obstáculo para poder graduarse, algo que su padre considera necesario para que puede salir del ambiente que le rodea en el barrio. Sin embargo Danny, tras el enésimo fracaso, tiene otros planes, ya que Charlie LeGrand (Paul Stewart), le ha oído cantar y le ofrece un modesto contrato en su local, el King Creole.
Un mafioso local, Maxie Fields (Walter Matthau), en uno de cuyos locales trabajó Danny como chico de la limpieza, tratará de hacerse con los servicios de la estrella en ciernes y meterá en problemas a Danny.



Lo cierto es que Elvis no fue que digamos un gran actor, sin embargo tenía eso que se llama carisma y como cantante, ¡qué podemos decir de él! Su sueño en cuanto al cine era convertirse en un actor como Marlon Brando, sabemos que es más que probable que no lo hubiera conseguido, pero hubiera intentado hacer papeles que tuvieran cierta calidad.
Su manager, el coronel Tom Parker, sin embargo, tenía otros planes, este hombre diseñó todo un plan de marketing para Presley, desde jugadas maestras, como enviarle a la mili hasta otras cosas que se demostraron menos brillantes y, yo creo, que su carrera cinematográfica fue una de ellas, porque buscó películas que no se caracterizan precisamente por su calidad.
Sin embargo, King Creole nos muestra un intento serio de hacer un film de calidad, con un gran director, Michael Curtiz, buenos actores y un guión muy interesante. Por desgracia, esta no fue la senda a seguir en los planes del coronel.


Con una buena fotografía en blanco y negro y una escena inicial, en una desolada calle de Nueva Orleans que es una maravilla, Curtiz logra sacar de Elvis una interpretación bastante decente y, desde luego, los actores que le rodean, son una maravilla, desde un joven Walter Matthau hasta una maravillosa Carolyn Jones, que logra una actuación sensacional.


La peli está basada en una novela del famoso autor de best sellers Harold Robbins y aunque está hecha a mayor gloria del Rey del Rock, se nota la mano de Curtiz, que logra una sólida historia y sabe sacar partido a los aspectos dramáticos del guión. Si además, de vez en cuando, escuchamos alguna de las míticas canciones en la maravillosa voz de Elvis, al final nos encontraremos con que ha merecido la pena disfrutar de la que es, seguramente, la mejor peli de las que interpretó.




6 comentarios:

  1. Sin ser un gran actor, las películas que protagonizó yo creo que están bastante bien. Otros cantantes y bailares, y gente del espectáculo en general que probaron también a hacer cine lo hicieron mucho peor.

    Saludos Trecce.

    ResponderEliminar
  2. Daba tanto gusto verle bailar y escuchar esa voz que lo demás es perdonable.

    Buen fin de semana (con este tiempo da para ver bastantes películas)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, todo un gusto oirle cantar sus clásicos.

      Eliminar
  3. Una de las películas que tenía completamente olvidada. Trecce me ha encontrado la pelí de Walter Matthau de mafioso que no recordaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de los méritos de la película, en el que no sé qué parte tendría Curtiz, es que supieron rodear a Presley de buenos actores.

      Eliminar