jueves, 13 de septiembre de 2012

AMINA LA VENGADORA

El Barón de Santelmo, acompañado por algunos hombres fieles, desembarca en Argel, con el propósito de rescatar a la mujer que ama, la Condesa de Santafiora, que se encuentra prisionera de los moros, en la horrenda cárcel de Zidi Hassan.
En Argel, un príncipe musulmán, Zuleik Ben Abend, está enamorado de la Condesa y aspira a ser correspondido; por tal causa, el Barón se propone, antes que nada, eliminar a su presunto rival y aprovechando una circunstancia en que aquel, habiendo salido de caza seguido de halconeros y esclavos, se aleja de sus acompañantes, le ataca por sorpresa y entabla con él una lucha a muerte. Sin embargo el príncipe musulmán contiene la primera acometida, el efecto sorpresa se devanece y da tiempo a que lleguen refuerzos, conviertiéndose el combate en una lucha desigual, el resultado es adverso al Barón y cae prisionero de Zuleik que le trata con la cortesía propia entre caballeros.
La Princesa Amina, hermana de Zuleik, se ha prendado del Barón de Santelmo y aspirando a su amor, intenta salvarlo; pero al tener conocimiento de que el Barón ama a otra mujer, que es una cristiana prisionera, su amor se torna en odio y desde entonces no piensa sino en vengarse del caballero, entregándole al capitán general de las galeras del Sultán, que le somete durante el cautiverio a horribles torturas, para arrancarle la confesión de los propósitos de su viaje y la delación de los personajes que le ayudan. 



2 comentarios:

  1. los "Emilio Salgari" los conservo como un tesoro. Fueron en compañía de Guillermo, Verner Dick Turpin etc nombres mágicos de mi infancia lectora. Amarillento y gastado; Colección Molino De la tierra a la luna, 10 ptas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Manuel, me traes al recuerdo aquellas míticas colecciones de la Biblioteca Oro de Molino. Después de los que citas, vendría Enyd Blyton.

      Eliminar