miércoles, 28 de diciembre de 2016

BABE, EL CERDITO VALIENTE

Un cerdito es separado de su madre y hermanos en la granja en la que vive donde su destino será engordar, para crecer y servir de alimento a los humanos.
Sin embargo, este destino cambia cuando es ofrecido como premio en una feria y es ganado por el granjero Arthur H. Hoggett (James Cromwell), que enseguida percibe que hay algo especial en el pequeño cerdito y decide darle una oportunidad. El tiempo acabará dándole la razón.
Al llegar a la granja Hoggett, Babe intentará ser amistoso con los otros animales (el pato Fernando, los perros Rex y Flyn, el caballo, la vaca, las ovejitas, la gatita llamada Duquesa, los ratoncitos narradores, los "lobos" y los encantadores cachorros border collie).
Babe consigue ser adoptado por la perra e impregnado por el espíritu de su nueva familia de perros pastores, intentará actuar como ellos conduciendo a las ovejas desde la granja a los pastos. El experimento es un fracaso, hasta que Babe se da cuenta de que no puede competir con los perros pastores en fuerza o en agresividad y decide probar por la vía de la cooperación, momento a partir del cual se gana la confianza de las ovejas.
A fuerza de tesón, el cerdito se rebelará contra su destino.


La película se basa en el libro "The Sheep-Pig", del británico Dick King-Smith, que escribió más de cien libros de los que él denominaba "fantasías de granja", en los que los protagonistas son los animales.
La película estuvo nominada a los Oscar en siete categorías, incluyendo la de mejor película y llevándose finalmente uno, el de Mejores efectos visuales.


Chris Noonan, realizador y coguionista del film, estuvo diez años acariciando este proyecto y esperando a que se desarrollaran las técnicas cinematográficas que le permitieran llevar a la pantalla la historia tal y como la tenía en mente.
Como quiera que los cerditos crecen rápidamente, se utilizaron nada menos que 48 ejemplares de la raza Larg White Yorkshire, para rodar todas las secuencias en las que aparece Babe.
Además de otras virtudes, el film cuenta con una estupenda fotografía y una banda sonora curiosa y atractiva.


Tras la apariencia de un cuento, lo que llamamos una historia para niños, se esconde un relato de superación por conseguir los objetivos que uno pretende en la vida, aún rebelándose contra todo lo que la sociedad considera un destino ineludible. Babe, con su ingenuidad, es un ser carente de malicia que acaba ganándose a quienes le rodean porque no pretende sacar partido de sus actos y no comprende por qué ciertas cosas le están vedadas por el simple hecho de ser un cerdo. Contra ello luchará desde la lealtad a su amo y el cariño a sus semejantes.
Una historia sencilla, por momentos enternecedora y con sus buenas dosis de humor. Muy entretenida.




7 comentarios:

  1. Un cuento extraordinariamente delicado y magnífico que, llevado al cien, conserva todo su interés y describe perfectamente la ingenuidad del cerdito protagonista. Se llevó un Oscar bien merecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo un éxito que una película considera para niños, obtuviera siete nominaciones.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A mí también, mal que les pese a algunos que parece que tienen que pedir disculpas por haberla visto.

      Eliminar
  3. Para estar diez años esperando a que algo cuaje, hay que tener mucha fe y voluntad en lo que se hace, y estar casi seguro del éxito. Y en este caso desde luego lo mereció.

    Abrazo Trecce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noonan había quedado fascinado por el relato, pero llevar una historia con animales a la pantalla era complicado, así que esperó a que los medios técnicos que le iban a ayudar a ello se desarrollasen y he ahí los resultados.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar