miércoles, 17 de diciembre de 2014

12 AÑOS DE ESCLAVITUD

En 1841, Solomon Northup (Chiwetel Ejiofor) es un negro libre que vive con su esposa y dos hijos en Saratoga Springs, Nueva York, apreciado por muchos miembros de sus comunidad y tenido por un hombre culto y un virtuoso del violín. Un día es convencido por un par de hombres para contratarse como músico en una especie de espectáculo circense que le va a proporcionar unos interesantes beneficios económicos. Después de una noche bebiendo con los dos hombres, Northup despierta para encontrarse encadenado al suelo, dándose cuenta de que ha sido drogado y será vendido como esclavo.
Es enviado a Nueva Orleans, donde le cambian el nombre por "Platt", un esclavo fugitivo de Georgia y es comprado por el dueño de una plantación, William Ford (Benedict Cumberbatch). Northup "aprende" que un comportamiento servil le servirá para mantenerse con vida y también a llevar una existencia soportable con Ford, que resulta ser un amo relativamente benévolo, a pesar de lo cual, le acabará vendiendo para pagar una deuda a Edwin Epps (Michael Fassbender), un plantador cruel, que cree que el derecho de abusar sobre los esclavos está autorizado por la Biblia.
Allí conocerá a una joven esclava llamada Patsey (Lupita Nyong'o), de la que está morbosamente encaprichado el amo, que la viola repetidamente, lo que le valdrá la animadversión de la señora de la plantación que busca cualquier pretexto para hacer sufrir a Patsey al no conseguir su propósito de que sea vendida, pues Epps no quiere desprenderse de ella por ser la mejor recolectora de algodón de la plantación.


La película está basada en la autobiografía de Solomon Northup, un mulato afroamericano nacido libre en el estado de Nueva York que fue secuestrado en el Distrito de Columbia en 1841 para ser vendido como esclavo y que trabajó en plantaciones en Louisiana durante 12 años hasta su liberación.
El libro, publicado en 1853, se vendió bastante mal, debido a que otras publicaciones que relataban casos de otros liberados, alcanzaron más popularidad en la época. Sin embargo, tras el estreno del film, el libro de Northup ocupó un puesto destacado en la lista de bestsellers.


Dirigido de manera eficaz por Steve McQueen, el film nos traslada una historia cruel, dura y sin concesión a ningún atisbo de humanidad.
La película ha sido tachada por algunos como manipuladora de sentimientos por la manera en que está planteada, todos sabemos que la misma historia, sin quitarle un ápice de dureza, puede ser narrada de diferentes maneras. McQueen no cuenta mentiras, ni manipula los hechos, aquello sucedió, para vergüenza de la humanidad, tal cual lo cuenta, pero sin embargo, para algunos, la recurrente utilización de látigo resulta inadecuada, no porque no sucediera, repito, sino porque puede dar a entender que el film se regodea en lo morboso de la historia. De hecho, el libro de Northup, apenas recurre a la utilización de la palabra látigo.


Reconociendo lo bien hecha que está la película, a mí no me ha acabado de gustar, quizá por las muchas expectativas depositadas en ella tras leer las elogiosas críticas. Me parece un film sobrevalorado y que atiende sobremanera a los aspectos comerciales, esto no es un defecto en sí, es una opción y parece que el realizador ha preferido esa vía.
La historia es de una potencia demoledora y ahí está el principal activo del film, pero sin embargo, mi opinión es que uno no acaba de empatizar del todo con ella, como si una barrera nos hiciera ver desde la lejanía lo que nos están contando, sin llegar a conseguir que nos sumerjamos en la narración.
Eso sí, las dos horas largas que dura, se pasan relativamente rápidas, pues como digo, la historia tiene fuerza y en otros apartados, como el tan importante de la fotografía, la película es una maravilla.




8 comentarios:

  1. Bueno, otra peli de la que tengo una valoración gracias a tí y que ni sabía que existía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sin, embargo, a pesar de lo que diga en mi reseña, no me extrañaría que fuera uno de esos films que perduran en el tiempo.

      Eliminar
  2. Steve McQueen, a pesar de su corta trayectoria, destaca en la nómina de directores europeos con futuro. Por cierto; feliz navidad y venturoso 2015. Amen

    ResponderEliminar
  3. La tengo pendiente de ver... Me da un poco perecilla, pero caerá fijo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ocurrirá como a mí y al final, pues eso, la verás.

      Eliminar