viernes, 14 de febrero de 2014

EL PRINCIPE DE EGIPTO

Seti, faraón de Egipto, ordena la muerte de todos los recién nacidos judíos, pues temía que este pueblo, esclavizado por los egipcios, podría representar un peligro si continua aumentado su número.
Una madre desesperada, deposita sobre las aguas del Nilo, una cesta en la que la ha metido a su bebé, un medio desesperado de intentar su salvación. La canastilla va a parar al palacio del faraón, donde su esposa la encuentra y adopta al bebé, que será llamado Moisés (salvado de las aguas) y educado, como un hermano, junto Ramsés, el heredero del faraón.
Moisés crece y es promovido por su hermano adoptivo, a una de las más altas magistraturas del país, la de Primer Arquitecto, sin embargo, en esos días, su hermana Miriam, que le encuentra casualmente en el barrio donde viven los judíos, le revela la verdad sobre su origen y, aunque Moisés se resiste a creerlo, cuando acude a comprobar el avance de las obras, mira con otros ojos a los esclavos hebreos y siente compasión por ellos. Precisamente cuando intenta que uno de los guardianes deje de azotar a uno de los trabajadores, el egipcio cae desde un andamio y muere, Moisés huye al desierto y cuando está a punto de morir de sed, llega a un oasis, donde es acogido y hospedado por el dueño de unos rebaños, con cuya hija mayor, Sephora, se casará.
Cuando está cuidando los rebaños de su suegro, Dios se le aparece en forma de zarza que arde sin consumirse y le ordena que libere a su pueblo de la esclavitud.


Cuando Disney aún dominaba el mundo de la animación cinematográfica, la productora de Spielberg, DreamWorks, se embarca en el ambicioso proyecto de hacer este film de dibujos animados. Dirigido por Brenda Chapman, el guión se basa en pasajes del libro bíblico del Éxodo. Lo que nos ha llegado del relato, es alterado en algunas de sus partes, supuestamente para que funcione mejor.


Sea como fuere estamos ante una producción de gran calidad, para muchos la mejor película de animación de los estudios DreamWorks, por encima de las archialabadas entregas de Shrek.
La historia, más o menos la conocemos todos, a pesar de ello, la película consigue concitar nuestra atención, por medio de la fuerza dramática del guión, de los trabajados diálogos y de unas maravillosas animaciones, con escenarios fascinantes y transiciones muy logradas.


Para poner voz a los personajes, se contrató un elenco de actores de primerísima fila, con nombres tan reconocidos como Val Kilmer, Ralph Fiennes, Michelle Pfeiffer, Sandra Bullock, Helen Mirren o Steve Martin, entre otros.
La banda sonora, del laureado Hans Zimmer, es muy bonita y el tema "When You Believe", obtuvo el Óscar a la mejor canción. Por cierto, en su versión comercial, que suena con los títulos de crédito del final, está interpretada por Whitney Houston y Mariah Carey y es una auténtica delicia escucharla.

 
 
 

2 comentarios: