sábado, 2 de enero de 2010

UN MUNDO PERFECTO

En la filmografía de Eastwood, hay verdaderos pestiños, hay grandes películas, reconocidas por el público y premiadas en certámenes de los más importantes y hay, también, un grupo de ellas que han quedado como en segundo plano, cuando no medio olvidadas, siendo de lo mejorcito de su obra. Bird; Million dollar baby; Cazador blanco, corazón negro; y alguna otra, entre las que está esta Un mundo perfecto, en la que alrededor de un buen guión, se concitan el gran trabajo de dirección de Eastwood y la grandiosa interpretación de Kevin Costner ( a la altura de Bailando con lobos) y el magnífico acompañamiento de T.J. Lowther, que da vida al niño que le acompaña en la huída.

La historia en sí, da suficiente para la película, pero es que las cosas que pudieran parecer superfluas, están muy meditadas. Por ejemplo, todo lo que ocurre en la caravana en la que viajan Eastwood y otros policías y que puede parecer que está de más, sirve para irnos contando la vida pasada de Butch.
Y la larga escena del final, que a algunos se les puede hacer un pelín larga, a mí me encantó. Está magistralmente compuesta, con toda la pesadumbre y la negrura que tiene el desenlace de esta historia, envuelto por una fotografía totalmente luminosa que hace de contrapunto al dramático final.
Una peli magnífica con una historia que es conmovedora, sí, pero que ofrece muchas más lecturas y con Costner que va sobrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario