jueves, 31 de diciembre de 2009

EN LA LÍNEA DE FUEGO

Un trhiller, nada más y nada menos, con el "peligro" que esto supone, porque a veces, a base de caer tópicos se hacen verdaderas tonterías con películas de estas, que lo basan todo en la acción y en una pizca de misterio o de giros inesperados. Como eso falle, o no se cuente bien, todo sale mal.
En el caso que nos ocupa, sin embargo, hay un aceptable guión y eso que en mi opinión, si lo hubieran trabajado un poquillo más, podrían haber hecho una gran película, pero sobre todo, hay dos de los grandes actuando ante la cámara, porque el duelo Eastwood/Malkovich, es todo un lujo.
Cuando hablamos de trhillers, no es raro encontrarnos con malos tan esteoreotipados que le rechinan a uno los dientes. Malkovich le da un nivel a su personaje difícilmente superable.
Los demás, comenzando por René Russo, acompañan a la pareja central que se come a quien se le ponga por delante.
Es casi inevitable, tratándose de Clint Eastwood, no caer en la tentación de comparar su personaje con el de Harry Callaham, nada tiene que ver, el registro es diferente, aunque quien quiera afilar el lápiz, alguna similitud encontrará.
Una película que no aburre y que nos reconcilia un tanto con este subgénero.




miércoles, 30 de diciembre de 2009

LA VIUDA DE SAREPTA

Estoy leyendo el último de Dan Brown y llego más o menos por la mitad. El protagonista va a recibir ayuda de un hombre a quién otro hermano masón se la ha pedido mediante la frase: ¿No hay ayuda para el hijo de la viuda?.
Gusten o no, los libros de Brown dan para muchos chascarrillos, porque él se documenta mucho y maneja gran cantidad de información, lo que da pie a multitud de curiosidades.
La frase en cuestión, hace referencia a la Viuda de Sarepta. Quien tenga curiosidad, puede encontrar la historia en la Biblia, concretamente en el Libro de los Reyes. El resumen de la historia es más o menos que Elías llegó a Sarepta, en Sión, enviado por Dios que le había dicho que una viuda le alimentaría. A todo esto hay que decir que estaban en medio de una gran hambruna y Elías le pidió a la viuda comida y cobijo. Como esta sólo tenía un poco de harina y un poco de aceite para ella y su hijo, Elías le dijo que primero le diera de comer a él y confiara en la palabra de Dios. Con aquella poca harina y aquel aceite tuvieron para alimentarse durante mucho tiempo.
No acabaron ahí las cosas, sino que un buen día (malo para ella), su hijo murió y ella le dijo a Elías que si aquella era la manera que tenía su Dios de agradecerle lo que había hecho por él. Elías, conmovido, cogió al niño, lo subió al cuarto donde se alojaba e imploró a Dios, se echó tres veces sobre el cadaver y el niño volvió a la vida.
Los estudiosos ven una lección que a nadie se nos escapa, la virtud cristiana de dar incluso aquello de lo que se carece. Hay que tener en cuenta que en aquella época, las viudas lo tenían bastante crudo y, a pesar de ello, le dio a Elías de comer con lo poco que tenía para ella y su hijo, aún a riesgo de quedarse sin nada.
Hay otra lección, esta menos evidente. Algunos israelitas, estaban comenzando a adorar a Baal y a otros dioses paganos. Elías no encontró oídos entre las gentes de su pueblo y tuvo que ser una mujer fenicia, precísamente de donde provenían aquellos dioses extraños, quien le prestara ayuda y confiara en las promesas de un Dios que no era el suyo. Ya sabéis, la vieja (y muchas veces cierta) historia de que nadie es profeta en su tierra.

martes, 29 de diciembre de 2009

SIN PERDÓN

La película en la que Hollywood se rindió a los pies de Clint Eastwood. Tras nueve nominaciones se llevó nada menos que 4 Oscars, entre ellos los más preciados, mejor director y mejor película. Premios, al fin y al cabo, sólo eso, pero premios sin los que más de uno se ha ido a la tumba teniéndolos bien merecidos, al menos no será el caso del hombre que nos ocupa.
¿La peli? Me da un poco de apuro decir algo sobre un film del que se ha escrito largo y tendido, podría acabar aquí mismo, pero me voy a dar el lujo de dejar mi opinión, una entre millones, aunque sea a costa de caer en los tópicos.
No es el mejor western, ni siquiera el mejor de Eastwood (recuerdo que es mi opinión), me gusta más, como tal, El fuera de la ley, en la que los diálogos con los indios son impagables. Pero es que esta película es más que una del oeste, aún siéndolo. A estas películas se les llama westerns crepusculares, como saben bien los aficionados, un subgénero ya apuntado por el maestro Ford. Este Unforgiven es el western crepuscular, al menos todo un compendio y una lección de lo que son estas películas, de lo que quieren ser, mejor dicho.
A pesar de los fallos (si queremos buscárselos, los encontraremos, pero a mí me da vergüenza ponerme aquí a criticar cosas ¿Quién soy yo?) es, sin duda, una de esas películas que dejan satisfecho, desde luego al que la ve y supongo que a los que tuvieron la suerte de participar.

Historias paralelas veo yo. La del mundo que ya es pasado, magníficamente planteado y retratado, con esos personajes que lejos de resultarnos patéticos nos suscitan una mezcla de pena y ternura, porque están acabados, pero reconocen que lo están. Sin duda Eastwood saca a relucir el gran conocimiento del género que tiene, al que trata con respeto y, casi, con devoción, aún cuando sea para desmitificarlo, trayéndonos a este "asesino" que vive en medio de la nada, que no sabe manejar a unos simples cerdos, que ha perdido la puntería y que no es capaz de montar a su caballo. Puede parecer excesivo el modo de hacernos ver al personaje (recuérdese lo que decía de los posibles fallos), pero yo creo que al caricaturizarlo de este modo, lo sitúa donde quiere que lo veamos: Acabado.

La escena en la que logran rodear a los vaqueros, es el resumen de la película: El jovencito, acojonado y tan miope que no puede participar en el tiroteo; Munny (el personaje de Eastwood), errando tiros y matando de una manera chapucera e indigna al vaquero y Morgan Freeman, declarando que él abandona, aún antes de haber empezado nada.

Después, las únicas concesiones a la épica, Clint se cala el sobrero para vengar a su viejo amigo y, por unos instantes, vuelve a ser el pistolero de las grandes ocasiones, el que nos da lecciones de cómo disparar más rápido que nadie, aunque el sheriff que todo lo quiere arreglar a latigazos, nos devuelva al verdadero hilo de la película, cuando se está muriendo, sólo se le ocurre soltar la frase lapidaria de que es injusto morir así, sin haber acabado la casa que estaba construyendo. Otro que estaba también acabado antes de llegar a este punto.

Dije que veía historias paralelas, una es la que de manera tan tosca he dejado escrita, la otra es la del propio Clint Eastwood como pistolero, nos cuenta su trayectoria, desde el tipo que apenas decía nada y que parecía una esfinge en Infierno de cobardes, a este asesino venido a menos de Sin perdón, que para llegar aquí ha tenido que pasar por El fuera de la ley o El jinete pálido.

Esto de contarnos su vida, o de hacernos a nosotros ver que se puede seguir su trayectoria como actor y/o director en determidos géneros, lo repetirá más veces, o así lo veo yo, la última en Gran Torino, pero lo ha hecho también con las péliculas en las que hace de policía, en las que vamos viendo evolucionar (un eufemismo para decir envejecer) a Harry Callaham, aunque no sean de la serie de Harry el sucio.

Del mensaje moral, si lo hubiere, no voy a opinar, porque no acabo de tenerlo claro (tal vez es el aspecto que no acaba de gustarme), pero no puedo acabar sin hacer mención al reparto, un gran reparto, hasta las prostitutas están muy bien en sus papeles. Y qué decir de Richard Harris, de Morgan Freeman, de Gene Hackman (recompensado con un Oscar).

Una gran película.




lunes, 28 de diciembre de 2009

SI ME NECESITAS SILBA

Un día hablaba de la famosa frase de Bogart "Tócala otra vez, Sam", que nunca había pronunciado.

Mucha gente sabe que Humphrey estuvo casado con Lauren Bacall, a la que sacaba unos cuantos años cuando se conocieron. Él hace más de 50 años que nos dejó, pero Lauren Bacall sigue viva y, a sus 85 años, aún participa en alguna película, siendo como es todo un mito del cine. Entre ellos, juntos o por separado, nos han dejado unos cuantos títulos de esos que no pueden faltar en cualquier filmoteca que se precie de tener un cierto nivel.

Lo que ya no sabe tanta gente es que la Bacall también es protagonista de otra de esas frases famosas que jamás se pronunciaron, al menos tal cual nos han llegado. Se le atribuye la frase: "Si me necesitas, silba", cuando en realidad la frase era: "No tienes que representar ningún papel conmigo, Steve. No tienes que decir nada ni hacer nada. Sólo silba. ¿Sabes silbar, no? Juntas los labios y soplas".

Como no podía ser de otro modo, la frase es de la peli "Tener y no tener", en cuyo rodaje se conocieron.

Cosas del cine, por eso estos actores y actrices, nunca mueren del todo, siempre nos quedará París, el Café de Rick y sus películas.



domingo, 27 de diciembre de 2009

EL PRINCIPIANTE

Todo muy profesional, así se podría resumir el resultado de esta peli.
Al parecer la hicieron para recaudar pasta, algo de lo que ya se ha hablado aquí sobre algunos filmes de Eastwood, pero hasta en eso se quedaron a medias, pues al parecer, la recaudación tampoco fue como para tirar cohetes.
Decía lo de todo muy profesional en sentido peyorativo, pues parece como si todo el mundo estuviera un tanto desganado y echan mano de oficio para salir del paso.
La historia no acaba de cuajar; los actores parece como si tuvieran prisa en acabar sus planos; el guión, que trata de dotar a Nick Pulovski (el personaje de Eastwood), de un cierto sentido del humor, tiene buenas frases y situaciones, que incluso son graciosas, pero los metodos empleados en la persecución de la banda de ladrones de coches, se hacen excesivos.
El reparto, también está concebido para asegurar el éxito de taquilla, pero Charlie Sheen, no está convincente, Raúl Juliá, parece que pasaba por allí y tiene que cumplir el trámite, Sonia Braga, de adorno, no en vano en la época ocupaba portadas de revistas masculinas como representante de la belleza exótica brasileña (creo que es brasileña, tampoco estoy seguro y no pienso buscarlo, así que si me equivoco, mis disculpas) y Clint, como con desgana en un papel que ha hecho ya muchas veces en Harry Callaham y que parece que se sabe de memoria.
En fin, una película menor, para los amantes de Clint Eastwood y que, ya digo, tiene alguna situación y algunos diálogos de buen humor, pero que también parecen un poco artificiales. Por lo demás nada del otro mundo. Sin duda se reservaba para la siguiente. Ya llega Unforgiven.


sábado, 26 de diciembre de 2009

LA BEFANA

Los niños italianos y suizos son visitados en Navidad por un mítico personaje que les complace en relación a su comportamiento y buena conducta en el transcurso del año. Una bruja buena llamada Befana, que les da sus regalos. La Befana es vieja y fea, pero simpática, y cumple tanto en Italia como en algunas zonas de Suiza el papel de repartidora de regalos. Llega justo el día de los Reyes Magos, la noche de 5 al 6 de enero.

Según la tradición, los Reyes Magos preguntaron a una viejecita cuál era el camino para llegar a Belén, ella se lo indicó y le insistieron para que les acompañara, pero dijo que estaba muy ocupada y se quedó en casa, aunque más tarde se arrepintió, llenó su cesta con regalos y dulces y trató de alcanzar a los Reyes sin conseguirlo, deteniéndose por el camino en las casas dejando regalos, por si el Niño Jesús pasaba por allí. Los niños italianos cuelgan un calcetín y La Befana es la encargada de llenarlo. Ella sabe exactamente quiénes han sido buenos, y quiénes malos. Y como es tradicional en estos seres de la fantasía que parecieran haberse puesto de acuerdo, el calcetín de los niños que no se han portado bien, es llenado con sucio y negro carbón.
Para algunos es, como tantas otras, una tradición precristiana, relacionada con el inicio del nuevo año y que ha sido adoptada, en cierto, modo por la Iglesia.

Una versión muy parecida a la Befana es Babuschka (abuelita), que llega en Rusia el día de Navidad, que para ellos es del 7 al 19 de enero (según el calendario gregoriano). Ella tampoco acompañó a los Reyes Magos, así que todas las Navidades los busca, y en su camino deja regalos a los niños.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

LA VITA È BELLA

¿Qué hace un payaso? Supongo que lo que puede, como hacemos todos en nuestras profesiones y la suya es la de hacer reír, aunque los haya muy malos, de los que no arrancan una sonrisa ni queriendo y que dan un poco de penita cuando se les ve.
¿Y si en vez de un payaso es un PAYASO? Eso es otra cosa, una raza aparte, capaces de hacernos sonreír, reír e incluso llorar en cualquier situación y con la excusa más peregrina.
Cuando veo esta película, no veo a Benigni, veo a un PAYASO, porque antes que él estuvo Chaplin haciendo cosas parecidas, sacando sonrisas de situaciones nada cómicas, rompiendo moldes.
Puede haber situaciones tan difíciles, pero no más que la de tocar en tono de humor el escenario trágico de los campos de concentración. Supongo que a una parte de la gente que los padeció, no les habrá hecho ninguna gracia ni una sóla de la escenas de la película, pero hay algunos que le han agradecido a Roberto Benigni su trabajo, por el respeto y el cariño que en él ha depositado.
Los adjetivos que se pueden poner a una película como esta, que estoy convencido que será un clásico, siempre nos llevarán a palabras como ternura, belleza, hermosura..., porque de todo ello está lleno el film.


Benigni ha hecho, creo yo, una obra de arte, pero también ha hecho una película casi perfecta, bien planteada, bien rodada, a la que pocos peros se le podrán poner, de esas obras con las que uno puede sentirse satisfecho. No creo que haya muchas ocasiones en las que los premios recibidos (y esta tuvo más de 40 grandes premios), sean tan unánimemente aceptados y aplaudidos.
Y encima logra calar, porque te queda tocado, su canto a la vida, al amor, a la alegría como medio de superar las más difíles circunstancias; su loa de la ingenuidad, de la infantil, pero también de la de ese "loco" idealista ya adulto de cuerpo, pero no de espíritu; el magnífico papel de la madre que le da el contrapunto más dramático y que hace que no se nos olvide dónde estamos y de qué estamos hablando; ese mundo mágico que quiere transmitirnos, en el que viven los protagonistas a través de las ocurrencias de Guido; ese no perder nunca la fe...
Como digo, uno queda tocado, sin duda Benigni ha dado con la fórmula para transmitirnos algo y yo se lo agradezco.
La escena en la que, cuando llegan al campo de concentración, el guardia les está dictando normas de forma despiadada y Guido, sin tener idea de alemán, se las va traduciendo a sus compañeros de horror, es paradigmática de la película, te encuentras de repente riendo y con el llanto asomando a los ojos por el horror que estás viendo e imaginando. ¿Hay algo más horrible que enviar niños inocentes a la cámara de gas? Hay muchas más escenas para comentar, toda la película está plagada de detalles, me quedaré, para no meterme en berenjenales, con lo dicho hasta ahora y con una mención a la música que no desmerece en nada, sino todo lo contrario.

martes, 22 de diciembre de 2009

ALONSO BRICEÑO

Cuentan las crónicas que estando en la Isla del Gallo, a finales de 1526, los expedicionarios que habían partido a la conquista del Perú, exhaustos debido a las calamidades y las inclemencias del tiempo y descontentos por no haber obtenido beneficio alguno, Francisco Pizarro, se dirigió a sus hombres con la cabeza bien alta y el paso decidido, desenvainó su espada y trazó una raya en la arena, al tiempo que les decía: "Por este lado se va a Panamá, a ser pobres, por este otro al Perú, a ser ricos; escoja el que fuere buen castellano lo que más bien le estuviere."

Conforme al relato, fueron 13 los que se pusieron al lado de Pizarro, aunque en algunos lugares puede encontrarse la versión de que Pizarro le pidió al piloto Bartolomé Ruiz, que volviese a buscar refuerzos y que este era uno de los que habían cruzado la raya, pero no fue contabilizado, así como que pudo haber negros e indígenas, que tampoco lo fueron.
En cualquier caso, lo que ha llegado hasta nosotros es que 13 incondicionales se fueron con Pizarro a la isla de la Gorgona a esperar refuerzos y allí permanecieron cinco meses alimentándose de moluscos y de lo que podían encontrar en la isla.
Imaginemos a trece hombres quedándose sólos en una isla, no sabiendo con certeza cuál será su futuro, con la esperanza de que un día lleguen refuerzos y continuar la expedición hacia el Imperio Inca que ningún español ha visto nunca. Una idea descabellada, salvo para un hombre que con su fuerza y coraje supo motivar a este puñado de soldados y lograr la conquista de todo un imperio.
La relación de aquellos hombres ha llegado a nosotros y en todos los sitios que he consultado y en los relatos que escuché de varias personas, siempre aparece un nombre, Alonso Briceño y al hablar de su origen, una ciudad: Benavente. Así que mira por donde, por aquellos andurriales estuvo un paisano nuestro del que poco más sabemos, sino que al regreso, vivió en la villa donde había nacido, rodeado de la fama de su gesta.
Esta es la relación de aquellos trece osados, que fueron conocidos en adelante como Los 13 de la fama, o Los 13 de la Isla del Gallo:

Alonso Briceño: Benavente
Gonzalo de Trujillo: Trujillo
Juan de la Torre: Villagarcía de la Torre
Diego de Halcón: Sevilla
Nicolás de Ribera: Olvera
Garcia de Jarén
(o Jerez): Jerez
Cristóbal de Peralta: Baeza
Pedro de Candía:
El único no español, de Creta
Alonso de Molina: Úbeda
Francisco de Cuéllar: Torrejón de Velasco
Antón de Carrión: Carrión de de los Condes
Domingo de Soraluze: Soraluze
Martín de Paz:
Origen desconocido

lunes, 21 de diciembre de 2009

EL CADILLAC ROSA

Una peli para olvidar, de esas pretendidamente graciosas, pero sin demasiada gracia, porque todas las situaciones son previsibles. Así que aprovecharé para hacer una reflexión personal.
Los "yankees" ven esto del cine, además de como una rama del Arte, como un negocio, de hecho hay montada una industria (aquí, no hay industria del cine, aunque algunas veces se le llame así) que mueve mucho dinero y ocupa a un montón de personas. Estamos acostumbrados a ver en nuestros cines, en nuestras teles, en los deuvedés, las grandes producciones hollywoodienses, sean buenas, malas o regulares, pero las grandes. Mas cualquier persona que sepa un poquillo de esto, conoce que ellos producen al año una montonada más de películas, las llamadas "Serie B" y otras que muchas veces quedan en el consumo interno, que alimentan esa industria, que mueven ese dinero y que ocupan a esas personas, a esas muchísimas personas que viven de este tinglado.
Así pues Mr. Eastwood, no tiene empacho alguno en hacer estas películas u otras que a él le salgan de las mismísimas narices para hacer caja y dedicarse luego al cine que de verdad le interesa. Es más, los críticos de allí, que saben perfectamente de qué va esto, le pueden poner a parir por hacer películas de las llamadas serias y que a ellos no les gusten, pero no van a decir nada de estas otras, ni se lo van a reprochar, porque allí no va a poder llamar a la puerta de ninguna institución oficial para recibir subvenciones que le permitan rodar su próxima obra de arte, se la va a tener que pagar él, o pedirle el dinero a sus amigos o a algún mecenas y si la película es buena y no da dinero en taquilla, cosa que tan a menudo ocurre con algunos de los mejores films, pues "ajo y agua".
Bueno, pues eso que esta peli, lo mejor que tiene es que la ves una vez y al día siguiente te has olvidado.

domingo, 20 de diciembre de 2009

HARRY FLASHMAN

¿Quién es este Harry Flasman, espía al servicio de la Reina de Inglaterra?

Pues las mejores palabras para definirlo son más bien malsonantes, así que disculpe el lector los epítetos: Es un cabronazo y un hijo de puta. ¿Suena fuerte? Pues es lo mejor que se me ocurre para definir a este tipo fullero, traidor, buscavidas, cobarde, capaz de vender a su madre con tal de salvar el culo y huir del peligro. Desde el punto de vista actual, un machista de tomo y lomo que ve en la mujer un puro objeto de goce totalmente despreciable para otros menesteres. Considerado como un héroe, en realidad es un cobarde que escapa por pura chiripa de las situaciones comprometidas en las que se ve envuelto, casi siempre gracias a otros o a costa de traicionar a alguien, pero la fama se la lleva él.

Una vez hecha la presentación del protagonista, decir que, a través de él, George MacDonald Fraser, nos acerca a otra visión totalmente distinta del ejército británico de la que que tenemos por las películas y de la historia de Inglaterra en general durante el Siglo XIX, la época del colonialismo moderno.

Con él asistimos a algunos de los episodios más renombrados de la historia colonial, a algunas de las más famosas batallas de ese periodo, a acontecimientos que fueron centrales en el devenir posterior del mundo

Estos libros los puede disfrutar cualquiera, pero quien conozca la historia, los disfrutará más, porque asistirá a la retirada vergonzante de Kabul, a la Carga de la Brigada Ligera, a la batalla de Little Big Horn. Se acercará a Lola Montes, a Bismark, a los general Lee y Grant. Recorrerá las praderas americanas, las sabanas de África, Centroeuropa, la India...

Libros de aventuras protagonizados por un malandrín, que mezclan realidad y ficción y que harán pasar un rato entretenido a pesar de los altibajos que tiene su redacción.

Yo sólo he leído el primero, tercero y cuarto. Seguro que algún día caerá alguno más de la serie.



viernes, 18 de diciembre de 2009

CAZADOR BLANCO, CORAZÓN NEGRO

¿Cuantas veces el cine se ha retratado a sí mismo? No lo sé, como ya he dicho más de una vez, no llego ni a la categoría de buen aficionado, sino de simple espectador, pero supongo que a través de relatos sobre sus estrellas, contándonos cosas sobre el rodaje de ciertas películas, o a través de otros mil y un pretextos, han sido unas cuantas.
Esta podría ser una de esas pelis de cine dentro del cine, la historia que cuenta sí hubiera dado para ello, pero es mucho más que eso. A pesar de que vamos viendo aparecer a unos cuantos de los participantes en aquel film que se llamó La reina de África, disfrazados bajo nombres supuestos, claro, pero perfectamente reconocibles, al final, lo de menos es esa historia alrededor de los avatares cinematográficos y lo que nos queda son otras cosas.
El asunto sobre el que todo gira, es la verdadera obsesión que John Wilson (el nombre que toma en la película el director John Huston) tiene por cazar un elefante, como dice él, uno con los colmillos bien grandes. La historia, a grandes rasgos, es verídica, la podemos consultar en cualquier anecdotario sobre el cine y si alguna película dio para anécdotas y no todas edificantes, fue La reina de África.
El caso es que con este pretexto, Clint Eastwood tiene ante sí lo que se convierte en una de sus mejores interpretaciones. El retrato de un tipo egocéntrico, soberbio, frívolo, inconsciente, que no hace sino crear dificultades a quienes le rodean. No se pelea con el productor, no, porque él se cree por encima de todas las personas que están allí trabajando, es un genio, claro y todos deben estar a expensas de sus caprichos.
La crítica que hace del colonialismo; de los que aún "disculpan" a los nazis; el retrato autodestructivo del protagonista, que va adquiriendo un interesante giro a lo largo de la película; hacen de este, como queda enunciado, uno de los mejores trabajos de Eastwood, inversamente proporcional a la recaudación que obtuvo la película. Una vez más la eterna pregunta de qué es lo que quiere el espectador. Al final una película lamentablemente olvidada.
Al margen de esto, algo que yo me decía a mí mismo cuando acabé de verla: Es increible que con todo lo que pasó, fueran capaces de rodar una película tan entrañable como La reina de África. Cosas del cine.

jueves, 17 de diciembre de 2009

HAZAÑAS BÉLICAS

Hoy vengo en plan "abuelo cebolleta", para hablar de uno de los mejores recuerdos de mi infancia: Los comics de "Hazañas bélicas".
En teoría unos tebeos para adultos, pero yo (y como yo mucha gente de la época) me veo leyéndolos con 10 u 11 años (tal vez incluso menos).
Recuerdo el atractivo de su presentación, apaisada y con un buen número de páginas que solían incluír dos o tres historias que comenzaban y acababan en el mismo número, algo que siempre he agradecido, me fastidia eso de que te dejen colgado hasta que salga el próximo.
Básicamente ambientadas en la II Guerra mundial, aunque a veces había algún episodio que recreaba la Guerra de Corea o algún otro conflicto cercano en el tiempo, pero lo normal, como digo era la 2ª Gran Guerra.
Por regla general, ganaban los aliados, aunque había alguna excepción, sobre todo cuando el enemigo eran los odiados comunistas, si bien, otra de las características de los guiones es que tampoco se empeñaban en mostrarnos a los buenos frente a los malos, sino a gente corriente, soldados y oficiales de andar por casa, que se veían metidos en situaciones determinadas por mor de encontrarse donde se encontraban: En una guerra.
Sus acciones, cuando resultaban heroicas, en buena medida lo eran porque no les quedaba otro remedio, una especie de huida hacia adelante. Vamos, como la vida misma.
Los guiones estaban bastante bien y los dibujos, maravillosos, en blanco y negro (salvo la portada, con todos los colorines necesarios) y, sobre todo, con un detallismo magnífico, porque eso, entre otras cosas, denotaba un excelente trabajo de documentación. Los cascos, las armas, la vestimenta de los soldados, estaban reflejados con mucho detalle.
Hubo dos series que podríamos llamar precursoras en 1948 y en 1950, cuyo dibujante fue Guillermo Sánchez Boix, que firmaba como Boixcar, para los entendidos, los mejores.
La serie siguió, incluso con otros formatos, pero a mí, los que me gustaron eran los de la serie azul, con las historias de la II Guerra Mundial, esas que nos mostraban a la gente normal, donde no había superpoderes, ni grandes héroes y sucedían las cosas que nos podrían haber ocurrido a cualquiera en circunstancias parecidas.


miércoles, 16 de diciembre de 2009

LA LISTA NEGRA

Es la última peli de la saga de Harry Callahan. Después de 17 años y cinco películas, yo creo que bien estuvo el punto final de esta serie y más después de ver esta, que no aporta mucho y en la que vemos al inspector Callahan disfrutando de una gran reputación dentro de la policía, con lo cual damos por hecho que ha llegado al culmen de su carrera.
Esto no obsta para que él siga con su labor en contra de la burocracia, de la lentitud de la administración, de los jefes poco competentes...
El guión no es nada del otro mundo y esto se nota en el desarrollo de la película, con unos altibajos y unos bandazos tremendos. La idea podría haber dado mucho más de sí: Una lista de personas famosas, sin ninguna relación (aparte de la fama) que van siendo asesinadas. Pero no logramos identificarnos con ninguno de los personajes de la lista, el asesino es prácticamente irrelevante en el desarrollo del film y así sucesivamente. Vamos que para pasar el rato no está mal, pero poco más.
Otra cosa es el capítulo de curiosidades, porque en esta hay varias y de cierta relevancia.

Por ejemplo, podemos ver a Jim Carrey haciendo sus primeros pinitos en una gran producción. Otro que estaba empezando, pero que tiene un papel de más relevancia es Liam Neeson. Y otra más, esta vez referida a la banda sonora, ya que se empleó la canción "Welcome to the jungle", del mítico grupo Guns n' Roses, cuando eran prácticamente unos desconocidos fuera de los ambientes. La canción formaba parte del primer disco que habían grabado en estudio y ellos aparecen en la peli en una escena que apenas dura unos pocos segundos, dando el pésame en un funeral. El caso es que entre que la canción formaba parte de la banda sonora de esta película y el vídeo promocional que grabaron a raíz de esto, fue suficiente para darles mucha publicidad, hasta el punto de que la canción se convirtió en la más solicitada a la MTV, que anteriormente se había negado sistemáticamente a ponerla en antena.

Otra muestra más del buen olfato musical de Mr. Eastwood y/o de la gente que le rodeaba.


martes, 15 de diciembre de 2009

PROMO EN NAVIDAD

Direct TV es un servicio de difusión de televisión por satélite. Transmite canales digitales y de satélite, incluídos canales de radio y audio para EE.UU. y América Latina.

Bueno, todo esto no es más que para se sepa un poco qué hace esta empresa, porque en realidad lo que traigo hoy es un anuncio promocional que hicieron con algunos de eso personajes que tanto miedo nos han dado en el cine, que me ha parecido muy gracioso y que viene que ni pintado para esta época navideña.




lunes, 14 de diciembre de 2009

EL REFLEJO DE LA VIDA

Uno de esos cuentecillos que me encuentro por ahí y voy guardando para cuando me apetece traerlos hasta aquí, como hoy:

Había una vez un anciano que pasaba los días sentado junto a un pozo a la entrada de un pueblo. Un día pasó un joven se acercó y le preguntó lo siguiente:
-Nunca he venido por estos lugares, ¿cómo son las gentes de esta ciudad?
El anciano le respondió con otra pregunta:
-¿Cómo eran los habitantes de la ciudad de donde vienes?
-Egoístas y malvados, por eso estoy contento de haber salido de allá.
-Así son los habitantes de esta ciudad, -le respondió el anciano.
Un poco después, pasó otro joven, se acercó al anciano y le hizo la misma pregunta:
-Acabo de llegar a este lugar, ¿cómo son los habitantes de esta ciudad?
El anciano le respondió de nuevo con la misma pregunta:
-¿Cómo son los habitantes de la ciudad de donde vienes?
-Eran buenos y generosos, hospitalarios, honestos y trabajadores. Tenía tantos amigos que me ha costado mucho separarme de ellos.
-También los habitantes de esta ciudad son así, -respondió el anciano.
Un hombre que había llevado sus animales a beber agua al pozo y que había escuchado la conversación, en cuanto el joven se alejó le dijo al anciano:
-¿Cómo puedes dar dos respuestas completamente diferentes a la misma pregunta realizada por dos personas?
Mira -respondió el anciano-, cada persona lleva el universo en su corazón. Quien no ha encontrado nada bueno en su pasado, tampoco lo encontrará aquí. En cambio, aquel que tenía amigos en su ciudad, también aquí encontrará amigos fieles y leales. Porque las personas son lo que encuentran en sí mismas, encuentran siempre lo que esperan encontrar.


domingo, 13 de diciembre de 2009

NOCHE DE PAZ

Hace 180 años el villancico Stille Nacht fue escuchado por primera vez en la iglesia del pueblo de Oberndorf (Austría). La congregación de fieles lo escuchó por primera vez en la Misa del Gallo en la iglesia de St. Nicolás con las voces del pastor Fr. Joseph Mohr (en la foto de la izquierda) y el coro, dirigido por Franz Xaver Gruber (imagen de la derecha, más abajo), con el acompañamiento de guitarra de Fr. Mohr.
Hay muchas historias que se cuentan como ciertas, que si el cura había ido a la cabaña de un leñador que acababa de tener un hijo y deseaba su bendición y al volver a la iglesia, inspirado en todo aquello, escribió la letra del villancico y que el acompañamiento de guitarra era porque el órgano no funcionaba. Es una historia muy entrañable y que te mueve a la ternura e incluso a derramar alguna lagrimilla, imaginarse a aquellos humildes campesinos reunidos en la media noche y siendo testigos, sin saberlo, del nacimiento de una (si no la más) de las canciones más bonitas y más conocidas del mundo. Yo he estado buscando y no hay pruebas medianamente fiables de que efectivamente fuera así, no se sabe qué hecho concreto, si lo hubo, inspiró la canción, aparte de conmemorar el nacimiento del Hijo de Dios. Tampoco está claro lo del órgano, pues parece que al pastor asistente le gustaba mucho la música de guitarra. Pero queda muy poético contado así.
El texto alemán para la seis estrofas originales del villancico que conocemos como "Silent Night" fueron escritas por Joseph Mohr en 1816, cuando era un joven sacerdote destinado en la iglesia peregrina de Mariapfarr, Austria.
El 24 de diciembre de 1818 Joseph Mohr viajó a la tierra de su amigo, el profesor de música, Franz Gruber, que vivía en un apartamento, encima de la casa-escuela cerca de Arnsddorf. Él enseñó a su amigo el poema y le pidió que compusiera una melodía y un acompañamiento de guitarra para que fuera cantado en la Misa del Gallo (Midnight Mass).
Después de aquella noche, cuando los dos hombres, seguidos por el coro,de pie frente al altar en la iglesia de St. Nicolás, cantaron Stille Nacht! Heiligen Nacht! por primera vez, dificilmente podían imaginar el impacto que su composición tendría en el mundo.
Karl Mauracher, un maestro constructor y reparador de órganos de Ziller Valey, viajó a Oberndorf para reparar el órgano en varias ocasiones durante los años siguientes. Mientras hacía su trabajo en St. Nicolás, obtuvo una copia de la composición y se la llevó a su tierra. De esta manera empezó su viaje alrededor del mundo como una "canción folk tirolesa". Así comenzó a viajar esa preciosa melodía hasta recorrer el planeta entero.
La canción ha sido atribuída desde Haydn o Mozart a Beethoven y algunos así lo siguen creyendo en pleno siglo XXI.
Yo creo que esto y esas seudohistorias de las que he hablado al principio, son un intento de darle una épica y un envoltorio poético a una historia que de puro simple ya es suficientemente bella.
El caso cierto, es que hoy en día, el villancico se canta en todo el mundo, desde la más humilde capilla perdida en pleno monte, hasta el Vaticano o las más grandes catedrales de cualquier país.


viernes, 11 de diciembre de 2009

FELIZ HANUKA

Hanuká, en hebreo significa consagración y es una festividad anual que los judíos celebran durante 8 días consecutivos. Comienza el 25 de Kislev, el tercer mes del calendario judío, hasta el 2 de Tevet. Estas fechas coinciden, más o menos, con el mes de diciembre del calendario gregoriano. Como quiera que es un calendario lunar, su fecha varía de unos años a otros, comenzando en este 2009 tal día como hoy, 11 de diciembre. También se llama fiesta de las luminarias.
¿Qué conmemoran los judíos con esta festividad? Pues en el año 168 a.C., Antioco ordenó dedicar el Templo de Jerusalem a la adoración de Zeus, cuando Judas Macabeo reconquistó la ciudad , tres años más tarde, ordenó purificar el Templo y dedicarlo de nuevo a Yavéh con celebraciones que duraron ocho días. Según la tradición, sólo encontraron un poco de aceite de oliva ritualmente puro, sin embargo esa pequeña cantidad ardió durante los ocho días, lo que se considera un milagro y para conmemorarlo, actualmente se encienden ocho velas en un candelabro especial con 9 brazos, uno de ellos en posición diferente, que se llama "shamash" (servidor en hebreo) y cuatro a cada lado de este, la primera noche se enciende el shamash y con este una vela, cada noche una vela más hasta completar las ocho. En la actualidad hay muchas casas judías, sobre todo en las ciudades, que ponen velas o luces en sus ventanas para que se vean iluminadas desde la calle.
Los niños, como sucede en la Navidad cristiana, son los que viven esta fiesta con mayor ilusión y alegría, se les suele obsequiar con monedas (dinero de Hanuká) u otros pequeños regalos. Hay otras tradiciones como juegos, canciones y deliciosas recetas, sobre todo referidas a platos tradicionales como las "levivot" o "latkes" (pasteles fritos de patata rallada) o las "sufganiot" (bolas de masa fritas en aceite y rellenas de dulce). Es esencial la utilización de aceite de oliva, no olvidemos que se celebra el milagro referido al principio.

jueves, 10 de diciembre de 2009

UNA HISTORIA SOBRE VAN GOGH

No hace mucho, leía en la prensa que unos investigadores alemanes (Rita Wildgans y Hans Kaufman), habían publicado un libro en el que, tras un exhaustivo trabajo de investigación, ofrecían un relato alternativo al conocido sobre la pérdida de la famosa oreja de Vicent Van Gogh.
Hasta ahora se da por bueno que el pintor holandés se había cortado la oreja con una navaja de afeitar tras una pelea. Pero resulta que el principal sustento de la historia que conocemos es la declaración que el también pintor Paul Gauguin, prestó a la policía y lo que ahora dicen los investigadores es que, posiblemente, fue el propio Gauguin quien cortó la oreja a su colega, ya que se produjo una riña entre ambos dentro de un bar, continuando en la calle, cerca del burdel donde fue hallada y desde el cual la policía siguió el rastro de sangre que les condujo a la famosa "casa amarilla" donde ambos vivían.
Lo que sí parece claro es que el holandés no se autolesionó, ya que la profundidad de la fisura que tiene el cráneo de Van Gogh, unido al ángulo de incidencia, han llevado a los expertos a determinar que la herida fue debida a un golpe propinado por otra persona y no por él mismo. Kaufman y Wildgans, han supuesto que el autor de la lesión fue Gauguin, porque este era un experto espadachín, pero no deja de ser una hipótesis, ya que el pintor pudo haberse enfrentado con cualquier otro cliente del burdel.

martes, 8 de diciembre de 2009

NOCHE VIEJA Y SUPERSTICIÓN

Nos acercamos al final del año y como hacemos cada nochevieja, nos comeremos las doce uvas, otros y otras se pondrán ropa interior roja y así un sin fin de tradiciones repartidas por todo el mundo, todas ellas con un mismo fin: Atraer a la buena suerte para el año que empieza.
Como digo hay muchas de estas tradiciones, hoy os traigo las más conocidas y una pequeña explicación de cada una. No hagáis mucho caso, porque de alguna, seguro que alguien os da un explicación diferente es, más que otra cosa, un divertimento:


Comer uvas
La tradición de comer 12 uvas al tiempo que suenan las campanadas señalando los 12 últimos segundos del año es bastante reciente. Su origen está en Alicante en 1909, año en que los viticultores la iniciaron para dar salida a un excedente de cosecha. Se dice que comérselas trae suerte, y la tradición está ya tan arraigada que ahora se comen unos 500 millones de uvas cada fin de año en todo el mundo.

Ropa interior roja
Aunque el origen de la tradición se desconoce, lo cierto es que muchos piensan que vestir ropa interior roja la última noche del año trae buena suerte y sirve además para encontrar el amor. Hay quienes lo llevan más lejos y afirman que si la ropa es amarilla se conseguirá prosperidad, y que si se lleva puesta del revés compraremos mucha ropa nueva el próximo año.

Oro en la copa
Para no tener problemas económicos el año que entra hay que poner un anillo, pulsera o cualquier joya de oro dentro de la copa con la que se brinda.

Pasear la maleta
Si lo tuyo es viajar y quieres darte un respiro el próximo año la solución es sencilla: date una vuelta por la casa con una de tus maletas y colócala después junto a la puerta hasta que entre el nuevo año.

Buenos deseos
Los más supersticiosos afirman que hay que escribir tres deseos en un trozo de papel antes de las 12 campanadas y pisarlo con el pie derecho durante el cambio de año. Después habrá que quemar el papel con una cerilla y dejarlo arder en un cenicero. Según la parte de papel que se queme, se cumplirán uno, dos o los tres deseos.

Abrir las ventanas
La tradición dice que si quieres deshacerte de la energía negativa de tu casa debes abrir todas las ventanas de la habitación donde recibas el año nuevo.

Encender velas
Hay quien dice que encender velas de color azul durante el cambio de año trae paz; si son amarillas tendremos abundancia; las rojas traerán pasión; las blancas, claridad; y las anaranjadas, inteligencia.

Diente de ajo
Poner un diente de ajo dentro de la cartera justo después de las campanadas es una de las tradiciones que prometen atraer el dinero durante el nuevo año.

Canela en rama
Los que buscan recibir el año con paz y tranquilidad y purificar su casa deben hervir siete varas de canela en rama durante media hora antes de fin de año y dejar que toda la casa se impregne del buen olor.

Limones
Si lo que queremos es ahuyentar la soledad, la tradición dice que debemos poner tres limones verdes en cada habitación de nuestra casa a lo largo del día 31 y retirarlos al medio día del 1 de enero.

Dinero en zapatos
Otro método para atraer prosperidad y una buena economía familiar es meter dinero en los zapatos justo antes de tomar las uvas.

Una lenteja
Una de las tradiciones más antiguas afirma que, si se desean alimentos en abundancia durante el próximo año, hay que meter una lenteja en la copa con la que se brinda.

Nuez regalada
Si no quieres que falte dinero en casa durante el próximo año, la tradición manda: pon una nuez regalada dentro del azucarero y mantenla ahí todo el año.

Tirar muebles viejos
Esta tradición para fin de año es de origen italiano: si quieres ahuyentar el mal de ojo, tira por la ventana de tu casa algún mueble viejo... ¡sólo si vives en una planta baja!

Quemar calendarios
Esta tradición tiene sus riesgos, pero parece que si quieres tener buena suerte durante el nuevo año tienes que quemar un calendario dentro de casa. ¡Mejor si es de bolsillo!

Barrer
Muchas personas se ponen a barrer en sus hogares de dentro a fuera pues según la tradición dice que hay que dejar limpia la casa de impurezas de todo tipo.

domingo, 6 de diciembre de 2009

FACUNDO CABRAL

Facundo Cabral es un cantautor argentino, con una historia un tanto peculiar. Su padre abandonó el hogar familiar dejando solos a su madre con los tres hijos del matrimonio. Tuvo una dura infancia y a punto estuvo de ir a parar a un reformatorio. Según cuenta él mismo, encontró a Dios en las palabras de Simeón, un viejo vagabundo.

Ahora, desde hace muchos años ya, es un artista reconocido internacionalmente. Pero además Facundo es un filósofo (esto lo digo yo y supongo que más gente), siempre se ha declarado influenciado por Jesús, Gandhi, la Madre Teresa de Calcuta, Borges y Walt Whitman. Ahí es nada, con ese ramillete y su afición a observarlo todo y sacar conclusiones de lo que ve, como para no ser un filósofo.

Hoy lo traigo hasta aquí, en esta faceta y no como cantante. Este que viene a continuación, es un texto escrito por él y que encierra toda una filosofía de vida:



No estás deprimido, estás distraído, distraído de la vida que te puebla.
Distraído de la vida que te rodea: Delfines, bosques, mares, montañas, ríos.
No caigas en lo que cayó tu hermano, que sufre por un ser humano cuando en el mundo hay 5.600 millones.

Además, no es tan malo vivir solo. Yo la paso bien, decidiendo a cada instante lo que quiero hacer, y gracias a la soledad me conozco; algo fundamental para vivir.

No caigas en lo que cayó tu padre, que se siente viejo porque tiene 70 años, olvidando que Moisés dirigía el éxodo a los 80 y Rubistein interpretaba como nadie a Chopin a los 90. Sólo citar dos casos conocidos.

No estás deprimido, estás distraído, por eso crees que perdiste algo, lo que es imposible, porque todo te fue dado. No hiciste ni un sólo pelo de tu cabeza por lo tanto no puedes ser dueño de nada.

Además la vida no te quita cosas, te libera de cosas. Te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela, por eso lo que llamas problemas son lecciones. No perdiste a nadie, el que murió simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón. ¿Quién podría decir que Jesús está muerto? No hay muerte: hay mudanza. Y del otro lado te espera gente maravillosa: Gandhi, Michelangelo, Whitman, San Agustín, la Madre Teresa, tu abuela y mi madre, que creía que la pobreza está más cerca del amor, porque el dinero nos distrae con demasiadas cosas, y nos aleja por que nos hace desconfiados.

Haz sólo lo que amas y serás feliz, y el que hace lo que ama, está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente. No hagas nada por obligación ni por compromiso, sino por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible. Y sin esfuerzo porque te mueve la fuerza natural de la vida, la que me levantó cuando se cayó el avión con mi mujer y mi hija; la que me mantuvo vivo cuando los médicos me diagnosticaban 3 ó 4 meses de vida. Dios te puso un ser humano a cargo, y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz, después podrás compartir la vida verdadera con los demás. Recuerda a Jesús: "Amarás al prójimo como a ti mismo".

Reconcíliate contigo, ponte frente al espejo y piensa que esa criatura que estás viendo es obra de Dios; y decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición.

Además, la felicidad no es un derecho sino un deber porque si no eres feliz, estás amargando a todo el barrio. Un sólo hombre que no tuvo ni talento ni valor para vivir, mando matar seis millones de hermanos judíos. Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Tenemos para gozar la nieve del invierno y las flores de la primavera, el chocolate de la Perusa, la baguette francesa, los tacos mexicanos, el vino chileno, los mares y los ríos, el fútbol de los brasileros, Las Mil y Una Noches, la Divina Comedia, el Quijote, el Pedro Páramo, los boleros de Manzanero y las poesías de Whitman, Mäiller, Mozart, Chopin, Beethoven, Caraballo, Rembrandt, Velázquez, Picasso y Tamayo, entre tantas maravillas.

Y si tienes cáncer o SIDA, pueden pasar dos cosas y las dos son buenas; si te gana, te libera del cuerpo que es tan molesto: tengo hambre, tengo frío, tengo sueño, tengo ganas, tengo razón, tengo dudas ... y si le ganas, serás más humilde, más agradecido, por lo tanto, fácilmente feliz. Libre del tremendo peso de la culpa, la responsabilidad, y la vanidad, dispuesto a vivir cada instante profundamente como debe ser.

No estás deprimido, estás desocupado. Ayuda al niño que te necesita, ese niño será socio de tu hijo. Ayuda a los viejos, y los jóvenes te ayudarán cuando lo seas. Además el servicio es una felicidad segura, como gozar a la naturaleza y cuidarla para el que vendrá. Da sin medida y te darán sin medidas.

Ama hasta convertirte en lo amado, más aún hasta convertirte en el mismísimo amor. Y que no te confundan unos pocos homicidas y suicidas, el bien es mayoría pero no se nota porque es silencioso, una bomba hace más ruido que una caricia, pero por cada bomba que le destruyan hay millones de caricias, que alimentan la vida.

Pocas cosas tan bellas he recibido como estas palabras, que me parecen salidas no sólo de una alma buena, pero sobre todo muy humana. Ojalá y lo disfrutes tanto como yo y ojalá y todos los practiquemos. ¡A vivir se ha dicho! Y ¡Menos quejas! ¿No crees?.


sábado, 5 de diciembre de 2009

UN ZAMORANO EN VIETNAM

Mucha gente desconoce que hubo españoles en la guerra de Vietnam. Franco los había enviado en absoluto secreto (muy típico) y como misión humanitaria, parece que este era el sino del futuro del Ejército Español.
Se trataba de oficiales y suboficiales de Sanidad que se presentaron voluntarios. Fueron doce en el primer viaje, que serían relevados por otros más posteriormente.
Estuvieron en el mítico delta del río Mekong, allí fue plantada la bandera española, no sé si de verdad, pero al menos allí estuvieron soldados españoles tratando de paliar los desastres de una guerra tan absurda como tantas otras.
Lo que sabe aún menos gente es que entre todos estos compratiotas, hubo un zamorano, el coronel Francisco Faúndez, que en aquellos momentos (el debio llegar allí en 1966) contaba 32 años y venía de haber prestado servicios en las Tropas Nómadas en Smara, en lo que entonces era el Sahara Español.
Quizá un día vuelva sobre este asunto de los españoles en Vietnam, cuando tenga ganas y tiempo de comprabar algunos detalles sueltos que no me acaban de cuadrar bien.
Quede, de momento, este pequeño homenaje a un zamorano que, como los otros que allí estuvieron, se encontró con que cuando acabó la misión en 1971, nadie fue a recibirles, su regreso, como su partida, fue casi clandestino.
En Vietnam, durante los seis primeros meses de su estancia, atendieron a más de 23.000 personas, fueron condecorados tres veces y, como reconocimiento a sus servicios, pusieron a un puente su nombre: Puente de España. Mientras, aquí, la boca cerradita, como si nos diera vegüenza todo lo que hacemos.




jueves, 3 de diciembre de 2009

LA VIDA TE DA SORPRESAS

No soy un moralista, al menos no quiero serlo. La vida me ha enseñado que, aunque a veces lo hagamos, no debemos juzgar una situación, una forma de actuar y, mucho menos, a una persona, a la ligera.
Muchas veces, demasiadas, cuando conocemos las circunstancias en las que aquel hecho se produjo, o sabemos de las circunstacias que han rodeado la vida de tal o cual persona, ya no estamos tan seguros de que aquello esté tan mal como pensábamos en un principio.


A menudo, nos damos cuenta de que el que alguien haya actuado de una determinada forma, viene condicionado por las circunstancias en buena medida. Por eso hay que dar más valor a las actuaciones de personas que se han sobrepuesto a esas circunstancias, al miedo, a las torturas, al peligro de perder su estatus social, o la consideración de los demás, incluso a perder su propia vida. Algo que no está tan claro que pueda hacer cualquiera. Son esos héroes anónimos, con los que puede que nos crucemos sin enterarnos.

El simple hecho de renunciar a meternos en nuestro bolsillo un sólo euro que nadie echará en falta, por la simple razón de que no es nuestro, es toda una acción heroica.

Traigo hoy una pequeña historia que nos puede dar un buen ejemplo de que no siempre el envoltorio es buena muestra del contenido. Eso que llamamos "las contradicciones de la vida":


SITUACION 1) Si conocieras a una mujer que está embarazada, que ya tiene 8 hijos, tres de los cuales son sordos, dos son ciegos, uno es retrasado mental ella a su vez tiene sífilis, ¿le recomendarías que se sometiera a un aborto? (Lee la próxima pregunta antes de contestar esta).

SITUACION 2) Es tiempo de elegir a un líder mundial y el voto tuyo cuenta. Esta es una corta biografía de los tres candidatos:
CANDIDATO A: Se le asocia con políticos corruptos y suele consultar a astrólogos. Ha tenido dos amantes. Fuma un cigarrillo detrás de otro y bebe de 8 a 10 martinis por día.
CANDIDATO B: Lo echaron del trabajo dos veces, duerme hasta tarde, usaba opio en la universidad y tomaba un cuarto de botella de whisky cada noche.
CANDIDATO C: Es un héroe condecorado de guerra. Es vegetariano, no fuma, toma de vez en cuando alguna cerveza y no ha tenido relaciones extra-matrimoniales. ¿Cuál de estos candidatos elegirías ?
Decide primero y después mira las respuestas........

El candidato A) es Franklin D. Roosevelt.

El candidato B) es Winston Churchill.

El candidato C) es Adolph Hitler.

Y de paso, la respuesta a la pregunta del aborto. Si contestaste que si debería abortar........... Acabas de matar a Beethoven. Para pensar... ¿no?

Es mejor no juzgar a nadie sin conocerlo, entenderlo y, a ser posible, imaginarnos qué haríamos nosotros en su situación.