viernes, 29 de julio de 2016

TALLO DE HIERRO

Ambientada en 1938, en los duros años de la Gran Depresión, la película nos cuenta el retorno de Francis Phelan (Jack Nicholson), vagabundo que en su juventud fue jugador de béisbol, a su pueblo natal, Albany, del que marchó veintidós años atrás, en 1916, carcomido por los remordimientos y por el sentimiento de culpa que, tras el accidente en que perdió la vida su hijo de apenas trece días, había de marcar toda una vida llena de reveses y en la que la violencia y la muerte nunca dejan de jugar un papel decisivo.
Le acompaña Helen Archer (Meryl Streep), una vagabunda alcohólica, que en algún tiempo pasado tuvo cierto éxito como cantante, con la que comparte su vida desde hace años. A su regreso, los recuerdos y los fantasmas de un pasado violento le asedian en cada esquina.
El reencuentro con su familia, con los paisajes y personas que le vieron crecer, y el contraste de todo ello con sus veinte años de existencia marginal y atormentada, hará que Francis sienta por primera vez en su vida que la redención es posible.
Basada en un libro de William Kennedy, con el que ganó el Pulitzer en 1984, es una de las novelas más destacadas del autor y forma parta de un ciclo novelístico ambientado en la ciudad de Albany.


Gustará más o menos la forma de actuar de los dos protagonistas, el histrionismo de Nicholson o ese permanente aire melodramático de Streep, pero es innegable que son dos iconos del cine, su sola presencia es un reclamo que pocos pueden resistir y aquí, los dos juntos, créanme que dan la talla con la recreación de dos personajes que les valieron la nominación a los Oscar de ese año.
La película es muy emotiva, pero no acaba de rematar, quizá su excesiva duración, es un lastre insalvable, por más que, como digo, ambos protagonistas y los principales secundarios, estén incluso brillantes, pero hacer descansar un film tan largo en las interpretaciones, es demasiado para el sufrido espectador que espera algo más.
La historia emociona y estremece, pues al fin y al cabo, nos habla de algunas de las experiencias más desoladoras de la vida humana.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada