lunes, 19 de enero de 2015

SEX TAPE

Annie (Cameron Diaz) y Jay (Jason Segel), son novios desde su época estudiantil y siempre han llevado una desaforada vida sexual, no exenta de peculiaridades.
Sin embargo, todo comienza a cambiar tras su matrimonio, la llegada de los niños, sus ocupaciones, el paso del tiempo... hasta que acaban siendo consciente de que sus relaciones se han convertido en algo esporádico y deciden buscar algún remedio que les devuelva la pasión perdida, quizá algo de picante, alguna cosa diferente, les proporcione el revulsivo que están persiguiendo.
Annie propone que graben un vídeo porno, no para ser visto, sino por el morbo que ello les provoca, así que Jay pone en marcha su nuevo iPad y comienzan una laaaarga sesión de sexo.
Al día siguiente, Jay recibe un mensaje en su teléfono móvil, felicitándole por el vídeo, descubre de este modo que se olvidó de borrar la grabación como le había prometido a su esposa y que se ha descargado en los iPads que regaló las pasadas navidades a amigos y conocidos.
Jay y Annie comenzarán una carrera tan desesperada como increíble en la que intentarán recuperar todos los iPads regalados.


En algunas de las grandes comedias de la cinematografía, además de provocar la risa del espectador, se dota a los personajes de un cierto encanto, algo a lo que se renuncia en esta ocasión y se deja todo el peso de conseguir ese último y primordial objetivo en manos de ir enlazando situaciones disparatadas (que si lo pensamos bien, no lo son tanto). Pero está claro que si detrás de todo esto no hay un buen guión y una realización que tenga buena mano, nada se consigue, no se puede dejar todo al albur de ir sembrando dificultades en el camino de los protagonistas para que estos los vayan superando y esperar "a ver qué pasa".
Ni siquiera ese aparente intento de ser provocativa, funciona en la película.


Sony atribuyó el fracaso de esta producción, única y exclusivamente al título, demasiado explícito para la puritana sociedad americana, decían ellos. Pero yo pienso que fiarlo todo a repetir la palabra "fuck" de manera machacona y a enseñarnos fugazmente los traseros de los protagonistas y las sugerentes piernas de Cameron Diaz, es demasiado poco para pretender triunfar. Poca chispa y falta de frescura, se ríe uno en algunas de las secuencias, pero la sonrisa acaba por desdibujarse cuando, por si fuera poco, asistimos a un final que se estira para ir a peor.






6 comentarios:

  1. La vi este verano y creo que Cameron Diaz esta nominada para los Razzies (anti-oscar) por esta película... No es una mala nominación, pero tampoco es de las peores comedias que he visto, con esta al menos te ríes unas cuantas veces.... si le cortaran el final se ganaría algo, especialmente cuando se ve el vídeo origen del enredo, hubiera sido mejor dejar al público en ascuas.

    Lo que no entiendo es que sony tuviera muchas esperanzas puestas en ella, ya que es una comedia de usar y tirar de las que hollywood produce por decenas cada año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que se fiaban de tirón de los protagonistas, pero es cierto que no vale mucho.

      Eliminar
  2. Eso que citas de esa peli creo que les sucede a muchos descerebrados, entre ellos a la más tonta del país que se llama Olvido Ormigos o algo parecido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que tener cuidadín con ciertas cosas en estos tiempos en los que no sabes a dónde pueden ir a parar las cosas que cuelgas en redes públicas.
      Aquello que veíamos en las pelis de antes de quemar el original, ahora ya no vale.

      Eliminar
  3. Al tanto quedo también, de que aunque no la vea, no me pierdo gran cosa. Por cierto que bien informado que estás de los "muertos" de Jérica jajaja. Gracias por el comentario.

    Saludos Trecce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus magníficos reportajes.

      Eliminar