viernes, 11 de julio de 2014

THE WARLORDS (LOS SEÑORES DE LA GUERRA)

El general del ejército imperial Pang Qingyun (Jet Li), participa en una batalla contra las tropas rebeldes en la que mueren todos sus hombres, víctimas de la aplastante superioridad del enemigo y del engaño de las tropas aliadas que no intervienen en la batalla, dejándoles abandonados a su suerte. Tras la masacre, el general, único superviviente, emerge de debajo de los cadáveres y vaga hacia la retaguardia, hasta caer desfallecido. Una desconocida, llamada Lian (Jinglei Xu), le recoge y le cuida, dándole de comer, al final, acaba yaciendo con él, un acto que al general Pang parece devolverle su voluntad de vivir.
En el poblado aparece Jiang Wuyang (Takeshi Kaneshiro), un bandido que reparte comida entre los pobres y que se pelea con Pang. En realidad es una prueba a la que Jiang somete a Pang, al final de la pelea le propone unirse a él y a su hermano Zhao Erhu (Andy Lau). Cuando llegan al campamento, Pang encuentra allí a Lian y se entera de que es la compañera de Zhao Erhu.
Pang convence a los bandidos para que entren a formar parte del ejército y luchen contra los rebeldes Taiping, para ello, preparan un ataque contra un convoy de alimentos que debe pasar por sus tierra y llevar el botín a las tropas imperiales como muestra de buena voluntad.
Antes del asalto, los dos hermanos y Pang, sellan un pacto de sangre por el que los tres quedan hermanados.


El guión se ambienta alrededor de los acontecimientos relativos a las sangrientas guerras chinas, hacia 1860, en época de la emperatriz viuda Cixi, al final de la dinastía Quing.


Aunque el film está hecho al modo occidental en el aspecto de que cuenta con un gran presupuesto y que sería enmarcable en eso que conocemos como cine comercial, conserva esencias del cine oriental y no son precisamente poco importantes.


Sobre todo en la primera parte del film, hay algunas secuencias de esas que parece que no conducen a parte alguna y que se explayan en conceptos puramente estéticos, con mucho detalle en situaciones y objetos o personas que parecen marginales; tomas generales de paisajes; escenas en las que aparece el poblado y sus habitantes, etc.


En realidad todo esto sirve para la delineación de los caracteres de los personajes y el retrato del mundo caótico en el que se desarrolla la acción.


Una parte muy importante de la película son las escenas bélicas, rodadas con un tremendo despliegue de medios técnicos y humanos (muchos caballos, personas y varias cámaras filmando simultáneamente).
Las actuaciones están muy conseguidas, con un papel bastante más complicado, por los matices del personaje del general Pang, que Jet Li saca con nota, sin necesidad de recurrir a sus habilidades en las artes marciales, aunque nos deja un par de escenas que harán las delicias de los aficionados a estas peleas. Muy interesante me ha resultado la historia que plantea alrededor del triángulo amoroso cuyo centro es el único personaje femenino destacado, con una Jinglei Xu cuyas contadas apariciones resultan refrescantes y nos quedan con las ganas de que se hubiera profundizado más en la historia.


El film resulta entretenido, con escenas bélicas muy conseguidas y un buen trabajo de ambientación y planificación. Quizá en algunos aspectos resulte algo embarullada, yo creo que eso es un recurso precisamente para hacer notar al espectador que estamos en una época confusa, pero es algo que no impide seguir perfectamente el desarrollo del film y la evolución de sus personajes, así como el mensaje moralizante del mismo.
Curioso que, como ha hecho notar buena parte de la crítica, siendo un flm con un fondo antibelicista, las escenas más espectaculares sean de batallas, con algún buen chorro de sangre (literalmente) de por medio.
Citar un plano en el que el realizador se ha querido lucir y que resulta estéticamente muy bonito, aquel en el que Zhao Erhu, da muerte al jefe de los resistentes de la ciudad que tienen sitiada y caen ambos abrazados en un estanque, la cámara encuadra la escena desde una toma aérea que, como digo, queda muy plástica.




10 comentarios:

  1. De las tres últimas no he visto ni una...debe ser que cada vez estoy más centrada en las series.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si todas ellas se estrenaron aquí en salas comerciales.

      Eliminar
  2. Creo que más que entretenida.

    Saludos y buen fin de semana Trecce.

    ResponderEliminar
  3. La vi en Dvd. Creo que no se estreno en España. La puesta en escena es fantástica y hay belleza hasta en las escenas de batalla. Las guerras persiguen alcanzar bienes materiales a cualquier precio, el honor y la dignidad no tienen transcendencia.

    ResponderEliminar
  4. Eta cinta refleja perfectamente lo que son ( o fueron) los señores de la guerra, que todavía quedan restos muy patentes de esos señores en Afganistán. Es una película interesante para comprender los gustos orientales.

    Perdona que no entre más en tu interesante Blog. Estoy pasando estos meses de verano en un pueblo de León y entro en internet con un pincho de esos que se conectan en USB, y su lentitud es desesperante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes que disculparte, José Luis. Espero que disfrutes de tu verano.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. No está mal, pero tampoco es nada del otro mundo.

      Eliminar