jueves, 12 de julio de 2018

LA HOJA DE TREBOL

Película muda de John Ford que, durante mucho tiempo se creyó perdida. Es una comedia romántica con el fondo, recurrente en el cine de Ford, de su amada Irlanda, cuna de sus padres, que le habían transmitido el amor por su tierra de origen.
Sir Miles O'Hara (Louis Payne) y su hija Sheila (Janet Gaynor), se ven obligados, para poder satisfacer las demandas de lo recaudadores de impuestos, a vender su cuadra de caballos a un comprador llamado Finch (Willard Louis), que trata de convencer al jinete de la familia, Neil Ross (Leslie Fenton), para que le acompañe a EE.UU. y convertirse en un jockey de éxito.
Para resolver los problemas económicos, los O'Hara viajan a Norteamérica e inscriben a la única yegua que les queda en el prestigioso Shamrock Handicap. El jinete será Neil Ross, a pesar de que sufrió una grave caída que le quedó casi paralítico, pues el jockey que habían contratado, se ha lesionado a última hora.
Una parte de la película está ambientada en EE.UU. y contiene escenas épicas de la carrera; otra se ambienta en Irlanda, con hermosas escenas que retratan paisajes naturales y composiciones de sombras y luces, que tienen cierto tono poético. La carrera es un verdadero espectáculo visual y no faltan el humor suave y la payasada usados en su justo término, en esta ocasión a cargo del ayuda de cámara del jockey americano, un negro llamado Virus Cakes (Ely Reynolds), y del peón de la finca de los O'Hara, Con O'Shea (J. Farrell MacDonald).
Muy llamativas también las escenas del mercado en la población irlandesa donde viven los protagonistas, con un desfile de tipos tradicionales, entre los que no faltan bailarines de danza "céilí".
Película sencilla, con un no menos sencillo argumento, pero en la que, una vez más, Ford nos va apuntando lo que será su cine futuro. Tampoco faltan escenas emblemáticas de sus films, aquí la puerta no enmarca a ningún personaje, ni sirve para acceder al interior de la casa, pero está presente a lo largo del film a modo de recurso cómico, es la puerta de la valla que circunda la propiedad de los O'Hara, que está totalmente desvencijada y se cae cada vez que la van a abrir, ocasiones en que el propietario de la casa, llama a gritos al viejo peón de la granja y le dice que se encargue de repararla, a lo que el otro, siempre contesta lo mismo: Ahora mismo me pongo a ello.




2 comentarios:

  1. Es verdad que John Ford, haciendo cine mudo, no tuvo la significación que otros cineastas. Pero creo que se ha ganado merecidamente estar entre los grandes clásicos de esa modalidad de cine. Tiene películas mudas muy entretenidas y muy buenas.La última que vi de John Ford, fue 'El Caballo de Hierro', que creo que no tiene nada que envidiar a otras películas de ese estilo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene algunos films de ese periodo realmente estimables.

      Eliminar