miércoles, 22 de enero de 2014

MICHAEL COLLINS

Dublín, 1916, las tropas rebeldes de la que se autoproclama República de Irlanda, son derrotas por los británicos. Es la enésima vez que los irlandeses se levantan contra la que ellos consideran la potencia ocupante y, una vez más, son derrotados.
Los principales cabecillas de la revuelta serán pasados por las armas y únicamente se libra Eamon de Valera (Alan Rickman), por haber nacido en América (su padre era cubano).
Sin embargo, los rebeldes no se dan por vencidos y, conforme van saliendo de prisión, comienzan a conspirar de nuevo. Uno de los que ha aprendido la lección, de que no se puede combatir al viejo estilo contra el potente ejército Inglés, es Michael Collins (Liam Neeson), un comprometido activista que propondrá una nueva táctica, nada de ejército regular, ni enfrentarse a los británicos con sus mismos métodos, sino que empezará una guerra de guerrillas y comenzará a diseñar atentados con un grupo al que bautiza como "Los doce apóstoles", que se dedicará a ejecutar acciones terroristas. En primer lugar, señalan y van asesinando, a los que ellos consideran irlandeses colaboracionistas y, más adelante, cuando Londres envía a lo más granado de su servicio de inteligencia, sus acciones se dirigirán contra ellos.


La película fue dirigida, en 1996, por Neil Jordan sobre un guión escrito por él mismo.


Cuenta con un brillante reparto, encabezado por Liam Neeson y Julia Roberts, con secundarios de renombre como Aidan Quinn, Alan Rickman, Ian Hart o un jovencísimo Jonathan Rhys Meyers, que realizan un magnífico trabajo.


La fotografía, de Chris Menges, de gran calidad, con muchas escenas de interior, sobre todo las que relatan las actividades clandestinas, hechas en decorados que semejan almacenes y otros lugares semejantes, oscuros y tenebrosos, en los que Menges saca partido a las luces que coloca de manera que los planos parezcan iluminados desde claraboyas, consiguiendo recrear el ambiente requerido.


Destacable también la magnífica ambientación, que reproduce con bastante fidelidad la vida del Dublín de principios del XX, con una lograda recreación del emblemático edificio de correos, donde tuvieron lugar los conocidos y sangrientos sucesos que pusieron fin al "Levantamiento de Pascua" en 1916.
Muy buena también la banda sonora, que toma como base acordes de música popular irlandesa y que se remata con la interpretación de la canción She moved through the fair, en la voz de Sinead O´Connor.


El film toma partido de manera clara por los rebeldes irlandeses, presentando a los ocupantes británicos como un grupo despiadado y brutal, aunque no es menos cierto que tampoco se anda con remilgos a la hora de retratarnos a las diversas facciones de los independentistas irlandeses y su deriva violenta.
De Valera es presentado como un tipo interesado y se queda abierta la puerta para que el espectador interprete si estuvo o no implicado en la muerte de Collins, algo que la Historia oficial no ha logrado aclarar nunca.
Por su parte, Collins es tratado como un hombre íntegro, pero sin prejuicios a la hora de ordenar disparar contra los que considera los enemigos de Irlanda, que evoluciona desde posiciones radicales hasta un empeño decidido por mantener la paz y evitar a toda costa el derramamiento de sangre en una confrontación civil.


Interesante película sobre el que quizá fuera el líder más carismático del proceso de independencia irlandés, susceptible de muchas controversias por el asunto que trata, tan complicado de ver objetivamente cuando tanta sangre hay de por medio y las maneras de contemplar el conflicto, están enfrentadas.
Muy entretenida y con un buen ritmo narrativo, además de una conseguida calidad artística que hacen que su visionado resulte atractivo.




6 comentarios:

  1. Me gustó. Está muy bien realizada en conjunto. Ambientación, bso, historicidad, fotografía y actores, aunque me rechina un poco el trabajo de Julia Roberts. Buena película.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo Julia Roberts suena a concesión comercial.

      Eliminar
  2. Gran película, no me canso de verla. Preciosas imágenes de Dublín. Yo también opino que Julia Roberts sobra un poco.

    ResponderEliminar
  3. Ya veo que tienes debilidad por esta peli.

    ResponderEliminar
  4. Yo también creo que es una película muy buena.

    Saludos Trecce.

    ResponderEliminar