viernes, 11 de septiembre de 2015

ANACLETO: AGENTE SECRETO

Anacleto (Imanol Arias), agente secreto al servicio de una organización llamada GP, viaja al desierto para recoger a su gran enemigo, Vázquez (Carlos Areces), prisionero en una cárcel allí situada, para trasladarlo a otro presidio.
Durante el viaje, el furgón en el que viajan Vázquez y Anacleto, es atacado por unos compinches de aquel, que le ponen en libertad, dejando a Anacleto inconsciente, no sin que antes Váquez le haya comunicado que sabe que tiene un hijo.
Anacleto, sospecha que Vázquez va a ir a por su hijo, por lo que solicita al Jefe (Emilio Gutiérrez Caba) que le ponga protección. Los dos guardaespaldas que le envía, son asesinados y Adolfo (Quim Gutiérrez), el hijo de Anacleto, es atacado por un secuaz de Vázquez en el piso que ocupa con su novia.
Aunque Adolfo consigue deshacerse de su atacante, Anacleto va a recogerle y con la disculpa de que quiere que pasen unos días juntos, le lleva a la masía que le sirve de tapadera, en la que se hace pasar por un laborioso agricultor y ganadero que se dedica a la fabricación de embutidos caseros. Tras un nuevo ataque de los sicarios de Vázquez, Adolfo se entera de que su padre no es el campesino que siempre ha creído, sino un agente secreto y que su madre era una espía. Los fracasos de Vázquez para deshacerse de Anacleto y de su hijo, no son obstáculo para que el malvado continúe su persecución, mientras padre e hijo tratan de escapar.


El guión, se basa de manera muy libre en la famosa serie de historietas creadas por Manuel Vázquez Gallego en 1964 para la editorial Bruguera. Lo cierto es que apenas se parece a lo que Vázquez desarrollaba en sus tiras, de manera que más que versionar el personaje de Anacleto, el film es una especie de homenaje al mismo y, por ende, a su creador. Junto a las Hermanas Gilda y La Familia Cebolleta, fue el personaje más famoso del dibujante y aunque se le ha presentado como una parodia de James Bond, incluso las críticas actuales a raíz del film así lo presentan, lo cierto es que Vázquez manifestó que estaba inspirado en Maxwell Smart, el protagonista de la serie televisiva Superagente 86. De cualquier modo, los fans de las historietas de Anacleto, reconocerán enseguida los numerosos guiños que la película hace al personaje original desde el mismo arranque del film, cuando Anacleto va al desierto a buscar al Malvado Vázquez (personaje tomado también de las historietas), pues recordarán que sus visitas al desierto de Gobi para realizar misiones secretas eran una de las fobias recurrentes del protagonista.


Con un Imanol Arias que echa mano de tablas y profesionalidad para sacar adelante a un reconocible Anacleto, yo me he quedado con las actuaciones de dos secundarios, Berto Romero, que está muy gracioso y Rossy de Palma, que en su breve aparición, logra uno de los momentos más conseguidos de la película.
Con algunos buenos gags y un guión que, por momentos, alcanza cierto nivel en los diálogos, la película es un buen remedio para pasar un rato divertido, con más sonrisas que carcajadas. Quizá el hecho de que he ido a verla sin demasiadas expectativas, hace que tampoco haya quedado decepcionado, aunque la impresión que tienes cuando sales del cine es que no quedará en el recuerdo, algo a lo que contribuye no poco un final tan trabajado como poco conseguido.
Eso sí, acción y dinamismo que, al menos, logra que el tedio quede alejado.




7 comentarios:

  1. Como buen entendido en la materia que eres, según apuntas, está entretenida y poco más. Pero en fin como hay acción, por lo menos se pasará el rato. Bombo desde luego si que le están dando. Imanol Arias siempre me ha gustado como actor, que por cierto en otro día salió en un programa de la tele, creo que fue en la Sexta y estuve hablando sobre la película. Comento entre otros asuntos que tiempo atrás hasta le habían salido ofertas para trabajar en el cine americano, pero por unas causas u otras, el asunto no le cuajó. Y por cierto en la serie "Cuéntame" creo que ha tenido sus más y sus menos con la hija ficticia te la serie. La actriz la ha abandonado y acusa a Imanol Arias, de que el responsable de la trifulca con la productora, la ha tenido él.

    Un abrazo Trecce y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cine de entretenimiento sin mayores pretensiones.

      Eliminar
  2. Creo que a nuestros profesionales del cine podemos exigirles bastante más. No se si es que se dedican mucho a cuestiones políticas o qué, pero dejan bastante que desear en las interpretaciones que hacen. Eso es al menos lo que pienso yo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este film, al menos, deja la política de lado.

      Eliminar
    2. Me refiero a qjue, con relativa frecuencia, se ocupan más de skuarse politicamente, que de mejorar sus actuaciones. Un ejemplo, lo de la ceja.

      Eliminar
  3. El director de la cinta fue mi profesor el año pasado. Es lo que se llama una película por encargo... La cual sólo pretende entretener... Y su función la cumple. Me hace gracia cuando otros dicen que no es una buena película... Acaso la mayoría de las pelis de Bruckheimer son buenas? No... Son entretenidas... Pero claro, cuentan con el quíntuple de presupuesto. No exijamos duros a pesetas (y no digo esto refiriéndome a tu crítica Trecce).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un montón de películas españolas, sobre todo comedias, pero no de ahora, como esta, sino desde los años 50 para acá, que de haber contado con los medios que tiene el cine norteamericano, no tendrían nada que envidiar a los clásicos del género, las pelis de Wilder, Doris Day, Walter Matthau, Lemmon, Jim Carrey, etc.

      Eliminar