sábado, 15 de diciembre de 2012

NO CON MI DINERO

La percepción del ciudadano, al menos de un número nada desdeñable, es que nos están engañando, que nos siguen engañando. Desde los sindicatos que no movían un dedo hasta que ha cambiado el gobierno, o el ínclito ZP que daba la sensación de no saber por donde andaba, hasta el actual gobierno que con el pensionazo, acaba de cerrar el ciclo de sus incumplimentos, engaños y mentiras, para acabar por hacer lo último que le quedaba de aquello que nunca, jamás de los jamases iba a hacer.
Recortan por aquí y por allá y la gente tiene la conciencia de que efectivamente esto hay que adelgazarlo para salir del bache, pero vemos una y otra vez que las dietas se aplican en el mismo tipo de pacientes, mientras la desigualdad social continua creciendo, ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más sumidos en la desesperanza. Cualquiera que vaya estos días a una gran ciudad, se encontrará con manifestaciones y pancartas por cualquier lado: Funcionarios, pensionistas, jueces, médicos... Protestan pero, en el fondo de sus actitudes, parece patente el desánimo más absoluto, porque saben que todo va a seguir igual y que cuando lleguen las elecciones, las que sean, la gente va a ir a votar, pese a tanta indignación, pese a tanta queja, perpetuando el sistema.
Naturalmente, tanto los del PP, como los del PSOE, como los del grupo mixto, están de acuerdo en el mantenimiento de sus privilegios. Alegría, alegría, que lo paga el pueblo. Desde el más genuino y representativo de los muchos cementerios de elefantes existentes en el país, el Senado, hasta los parlamentarios regionales, que nadie sabe ni quienes son, ni qué hacen aparte de apretar el botón que les mande su partido, se creen un bien de Estado. Claro que de esa concepción participan hoy día incluso los concejales, que son como la clase de tropa de la casta política vigente, cuya mediocridad es ya patética.
En esta comunidad en la que vivo, por ejemplo, las últimas noticias conocidas acerca de los presupuestos de la región para el año próximo han encrespado aun más los ánimos de una región que es una de las de mayor inflación después de Cataluña. Resulta que, además de los 1.800 euros mensuales que, aparte del sueldo, cobran los procuradores que forman la Mesa de las Cortes para dietas de kilometraje, cuando encima disponen de coche oficial, faltaría más, las cuentas para 2013 contemplan cinco millones de euros para el abono de gastos, dietas y kilometraje por asistencia a plenos y comisiones de la Cámara. A ustedes, me imagino, les pagan un sueldo por ir a trabajar (quien tenga la suerte de tener un empleo) y no les dan dietas a mayores por cada día que asisten al trabajo. Ese es el ejemplo que dan los que gobiernan, ponen las orejeras y siguen rectos su camino sin mirar a los lados.
Tranquilos, el ejemplo que espera el ciudadano no llegará nunca. Ni suprimirán el Senado, ni las subvenciones a partidos, sindicatos y patronal, ni todos los organismos duplicados: Defensores del pueblo, consejos de cuentas, consultivos, y demás mandangas de las autonomías para dar cargo y buen pasar a sus conmilitones. Rajoy lo ha dicho bien claro: El modelo de estado no se toca. Mientras nosostros, hastiados y decepcionados, lo que entendemos es aquel ¡que se jodan! de la tipa que dice que nos representa y a la que, como a tantos otros, le importamos un carajo. No me extraña que en algunos restaurantes haya clientes que se van si ven entrar a un político.
 
 
 

10 comentarios:

  1. Impotentes para la creación de riqueza y generación de empleo, intentan tapar sus miserias a base de, cual lanceros, lanzar nuevas cargas impositivas contra las economías más humildes.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Cuanta razón tienes.
    Un cordial saludo, buen finde

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pena es que nos toca soportarles y que encima se crean que somos tontos.

      Eliminar
  3. Sí con tu dinero y con el de los demás, amigo TRECCE.
    La realidad de España y de Europa es así: la dominación por una "caspa política" asentada en el poder, con la connivencia de un pueblo votante,y presuntamente soberano, que ve crecer unos privilegios mientras contempla como decrecen sus derechos y su bienestar, salvadores obligados de la BANCA, mientras mantienen a una "caspa" depredadora, rampante y volante como buitres con artes de buitrón, que pretenden la "nobleza" en su escudo de "nobleza".
    España/Europa son un verdadero vomitivo que solamente merece la aportación de nuestros vómitos en las urnas, porque ya no nos queda dinero para aportar...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí con mi dinero, Jano, tienes razón y cada vez puedo utilizar menos de él porque la parte del león se la llevan ellos para gastárselo en lo que les parece sin tener en cuenta lo que pensemos nosotros.

      Eliminar
  4. Hay que ir empezando a hacer que sientan el humo de las hogueras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que había que hacer era enviarlos a casita y que nos dejen tranquilos.

      Eliminar
  5. Tontos somos, porque nos pasamos cuatro años diciendo que no les volvemos a votar y cuando llega el día ante el temor de que ganen los otros volvemos a votar. Puede que tapándonos la naríz o no, pero las papeletas luego se queman y no queda de ellas ni olor ni nada, sólo sus consecuencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son unos maestros en utilizar las estrategias del miedo.

      Eliminar