viernes, 7 de diciembre de 2012

EL MURO (PINK FLOID)

Relata la vida de una estrella ficticia del rock llamada Pink (Bob Geldof), que se convierte en un antihéroe mentalmente enfermo debido a los traumas que la vida le va deparando. La muerte de su padre durante la Segunda Guerra Mundial en una acción en la que los mandos británicos sacrificaron a muchos soldados, la sobreprotección materna, la opresión de la educación británica, los fracasos sentimentales, su mundo de superestrella, etc., son convertidos por él en ladrillos de un muro construido con el fin de protegerse del mundo y de la vida, pero que le conduce a un universo de fantasía autodestructiva.
Durante un intento de suicidio con drogas, la alucinación le convierte en un dictador fascista, el polo radicalmente opuesto a lo que Pink siente y que señala el punto sin retorno a la locura, pero que finalmente Pink no quiere traspasar. Finalmente se celebra un juicio ficticio y simbólico contra Pink, que termina con la condena de derribar el muro y exponerse al mundo exterior en una liberación final que permite a Pink volver a fluir y vivir otra vez.



Basada en la exitosa y celebrada ópera rock del grupo Pink Floid, con guión de uno de sus integrantes, Roger Waters y realización de Alan Parker. El film contiene unos 15 minutos de elaboradas secuencias de animación creadas por el ilustrador Gerald Scarfe que describen algunas de las pesadillas del protagonista.
De vez en cuando, aparecen en el televisor que está mirando Pink, secuencias de una película en blanco y negro, se trata del film británico "The Dam Busters", de Michael Anderson, protagonizado por Richard Todd, que narra la invención, por un científico británico, de una prodigiosa bomba, capaz de destrozar un objetivo determinado y con la que pretenden destrozar el corazón industrial de Alemania.


La película está llena de metáforas, de símbolos que retratan experiencias del propio guionista, desde la muerte de su padre (su padre, Eric Fletcher Waters, murió en la batalla de Anzio, en Italia, en 1944, cuando él contaba cuatro meses), hasta el rechazo que Waters sentía por la alienación que a su juicio, sufrían los fans por parte de las estrellas a quienes admiraban.


De hecho, la película, en ocasiones, parece un catálogo de situaciones muy froidianas, como el trauma que el protagonista sufre por la sobreprotección de su madre, que le ocasionará problemas en sus relaciones con las mujeres (incluído el fracaso de su propio matrimonio); o el rechazo al sistema educativo (Waters confesó alguna vez que nunca le gustó la escuela, que se sentía oprimido), que se nos presenta como un círculo vicioso, en el que los profesores sufren en sus casas la alienación a que les someten sus esposas y pagan sus frustraciones con los alumnos.


A base de imagenes y con escasísimos diálogos, la narración es conducida por los temas que forman parte de uno de los mejores trabajos musicales de la historia y que tratan de la guerra, de la represión estatal, del resurgimiento de grupos neonazis, del comercio musical...


Un film que traslada muy dignamente a la pantalla el mítico álbum de Pink Floyd, con una atmósfera depresiva y una buena dosis de imágenes violentas. La soledad y la frustración de un personaje que no puede liberarse de los traumas que le atan, esos ladrillos que van levantando el muro con el que se aisla de la realidad hasta que llega el grito desesperado, agónico que lo derriba.




10 comentarios:

  1. No la he visto, pero contigo las vemos todas, jajaja.

    Un abrazo Trecce.

    ResponderEliminar
  2. No apta para personas tristes o tendencia a la caída de ánimo. Me gustó mucho cuando la vi.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que no es para levantar el ánimo.

      Eliminar
  3. A mi que me gusta el mundo del psicoanálisis, me metiste en ganas de ver esta película. A ver si me puedo hacer con ella.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí hay un buen catálogo de traumas y complejos.

      Eliminar
  4. Genial sinopsis de la peli!
    La banda sonora (mi grupo preferido es Pink Floid), los "efectos" especiales, las animaciones, los temas que expone..., hacen que sea una película muy interesante... Toca muchas cosas..., me impresionó mucho el apartado relativo a la educación, su objetivo..., sobre todo su visión de los profesores.
    Enhorabuena Trecce, te vuelvo a decir que debe ser un placer ir al cine contigo... Y tomar después una cervecita y "desmigollar" el film.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la banda sonora, con base en el conocido disco de Pink Floid, es una maravilla.

      Eliminar
  5. Me gustó desde siempre Pink Floid. No me gustó esta pretenciosa y hueca película de Alan Parker. Fuerte impacto visual con un significado facilón y escaso. Todos fueron tras el éxito de los millones de discos vendidos del LP The Wall.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde un punto de vista cinematográfico, es bastante prescindible, creo yo.

      Eliminar