domingo, 2 de mayo de 2010

XIXÓN (GIJÓN)

A quien vaya a Asturias desde la Meseta y no tenga prisa, siempre le recomendaría ir por el Puerto del Pontón, serpenteando por sus farallones de vértigo (a veces da miedo de verdad) y sitios como Soto, Oseja o cualquiera de los que pueblan el valle de Sajambre, quedarán en su memoria aunque jamás vuelva por aquellos lares.
El otro día estuvimos en Gijón, como era una excursión de esas de pasar el día, fuimos por Pajares que es el puerto para los que no queremos perder mucho tiempo en el viaje o para los profesionales de la ruta. Por fin el Principado tiene un paso de ciertas garantías.
Ya sé que Gijón es mucho más y que podría empezar y no acabar si me pusiera a hablar de su recoleta plaza del ayuntamiento, del ameno paseo por sus calles y plazas, de la gastronomía, del Musel y no digamos de Cimadevilla.
Pero para mí Gijón, siempre ha sido, por encima de todo la Playa de San Lorenzo y el Paseo del Muro. Es el recuerdo que llevo grabado desde que en mi infancia disfruté de aquella playa maravillosa (como todas las del norte), inmensa.
Y ahora, cuando he vuelto, después de tantos años que mejor es no hacer cuentas, me he visto allí de nuevo, como en aquellos años, todo sigue igual, aunque esté mucho más bonito y más cuidado, aunque el Piles esté relativamente limpio y no con la porquería que tenía antaño, anque Chillida se haya enseñoreado del extremo de su horizonte con su "elogio de los vientos", aunque las fachadas se hayan remozado y se pueda ir en bici por el carril habilitado para ello.
Porque hay cosas que no cambian, afortunadamente y allí sigue la playa y el Piles y, si me apuran, el Molinón, pero también los niños con sus palas y sus cubos haciendo ajugeros en la arena; las líneas que delimitan el campo para jugar voley o con las palas, hasta que suba la marea y las borre; el señor o la señora de edad (como se decía antes), con su silla playera y los pantalones arremangados, sentaditos mientras leen la prensa o un libro; las parejas y parejitas, paseando de la mano...
Todo distinto y todo igual. Xixón que guapo ye.




12 comentarios:

  1. Vaya culitoosss!!!;)

    A ver cuando volvemos pero a bañarnos en el mar!

    ResponderEliminar
  2. examíname cuando quieras,perfecttemente reconocibles...Rosi ha engordado y Alfonsete está separatista del todo...cosas del lenguaje no verbal

    ResponderEliminar
  3. Tú juegas con ventaja, seguro que sacaste buena nota en anatomía.

    ResponderEliminar
  4. Tenias que haberle dicho al Edu que hubiera hecho una composición de esas que él sabe hacer y así poder ver también tu "culito". Todavía hay tiempo ¿no?.

    ResponderEliminar
  5. Ye guapino, sí.
    Entonces usted cree que el Piles esta limpio???
    Madre del alma, lo relativo que es todo!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  6. Que bonito Gijón, que ganas de volver y que pena no haber ido.

    ResponderEliminar
  7. Ya estáis vosotros que sois más guapos vistos de cualquier ángulo.

    ResponderEliminar
  8. Madame, qué joven es, Vd. no ha visto la cloaca que yo vi. De cualquier modo, yo no bebería de ese agua salvo caso de extrema necesidad.

    ResponderEliminar
  9. Ya verás cuando vuelvas, que bien te lo pasas.

    ResponderEliminar
  10. El Piles huele a muertoo!!jajajaja...

    ¡Qué grande ye Gijón!jajajaja.

    Enhorabuena por este post tan bueno.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  11. Habría que hacerle una cura de urgencia.

    ResponderEliminar