viernes, 4 de agosto de 2017

EL DIARIO DE NOA

Duke (James Garner), lee todos los días unas páginas de un viejo y descolorido cuaderno a Allie Calhoun (Gena Rowlands), a la que visita regularmente en la residencia de ancianos donde ambos viven.
Aunque los recuerdos de ella se han desvanecido, le fascina la emotiva historia de Allie Hamilton (Rachel McAdams) y Noah (Ryan Gosling) y durante unos momentos es capaz de revivir la época apasionada y turbulenta en la que juraron pasar el resto de su vida juntos.
Décadas atrás, una adolescente Allie había llegado a la ciudad costera de Seabrook (Carolina del Norte) para pasar el verano con su familia. En la feria conoce a Noah Calhoun, este, nada más verla, sabe que ambos están hechos para vivir juntos, aunque ella es de una familia adinerada y él un humilde trabajador de un aserradero, a lo largo del verano, se enamoran profundamente.
Las circunstancias -y la entrada de los EE.UU. en la Segunda Guerra Mundial- les separan, pero ambos conservan vivo el recuerdo del otro. Cuando años después Noah regresa de la guerra, Allie ha salido irremisiblemente de su vida pero no de su corazón.
Aunque Noah lo ignora, Allie ha vuelto a Seabrook, el lugar donde se enamoraron. Pero está comprometida con Lon Hammond (James Marsden), un soldado de su misma clase social que conoció mientras hacía trabajos como voluntaria en un hospital militar.


Basada en la novela "The Notebook" de Nicholas Sparks.


El film es, ante todo, una película romántica con todos los aditamentos del género que harán las delicias de un cierto público, sobre todo femenino. Estamos ante lo que se conoce como un drama romántico que explota con talento cada uno de los estereotipos de este tipo de obras.
Además del alegato a favor del amor eterno, hay una reflexión sobre uno de los males que aquejan a nuestra sociedad, cual es el de las enfermedades que tienen que ver con la pérdida de la memoria, enfermedades que han existido desde siempre, pero que al aumentar la esperanza de vida, afectan cada vez a un mayor número de personas. La paciencia, el amor y la compañía son presentados como las mejores recetas para acompañar en su soledad a las personas que las padecen.


A uno le puede gustar o no la película y la historia que narra, pero hay cosas que, a mi modo de ver, están muy conseguidas, empezando por la espléndida fotografía que denota un gusto especial por los contraluces y acabando por que está muy bien contada y excelentemente interpretada.
De lo demás, allá cada cual con sus gustos y con la capacidad o no de dejarse llevar por la historia de Allie y Noah que a muchos hará derramar alguna lagrimilla.




2 comentarios:

  1. Ya lo siento pero estas historias no me gustan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, así no te volverás diabético con tanto edulcorante como lleva.

      Eliminar