viernes, 11 de agosto de 2017

YO, ROBOT

1. Un robot no puede dañar a un ser humano ni, con su inactividad, permitir que un ser humano sufra daño alguno.
2. Un robot debe obedecer las órdenes que le den los seres humanos, excepto cuando tales órdenes supongan conflicto con la Primera Ley
3. Un robot debe proteger su propia existencia siempre que dicha protección no suponga conflicto con la Primera ni con la Segunda Ley.
Son las tres leyes de la robótica que deben presidir las relaciones entre los robots y los humanos. En el Chicago del año 2035, los humanos viven en completa armonía con robots inteligentes. Cocinan para ellos, conducen sus aviones, cuidan de sus hijos y confian plenamente en ellos debido a que se rigen por las Tres Leyes de la Robótica que les protegen de cualquier daño. Inesperadamente un robot se ve implicado en el crimen de un brillante científico y el detective Del Spooner (Will Smith) queda a cargo de la investigación, ayudado por una psicóloga de robots, la Dra. Susan Cavin (Bridget Moynahan) y un robot programado para tener sentimientos, Sonny (Alan Tudyk). Este trío se verá inmerso en una impactante carrera contra el tiempo, llena de desagradables imprevistos. Su único objetivo será evitar que se lleve a cabo un complot donde los robots dominarán la raza humana.


“La película está inspirada en la obra de Isaac Asimov, pero no es en realidad una traducción directa de la misma,” manifiesta Alex Proyas, realizador del film. “Ha sido difícil llevarla a la pantalla porque tratar de derivar una narración concisa de la colección original de nueve relatos breves es virtualmente imposible. Nos hemos tomado, evidentemente, no pocas licencias para crear nuestro propio relato dentro de los límites del mundo y las ideas de Asimov. Hemos intentado seguir el espíritu de lo que él creó a la vez que aportábamos una toma cinematográfica nueva a este mundo.”


Es precisamente esta última frase de Proyas (...aportábamos una toma cinematográfica nueva a este mundo), la que encierra el quid de las distintas maneras de ver el film entre quienes son acérrimos de la obra de Asimov y quienes ven un film que adapta a la pantalla algunos de los relatos del norteamericano de origen ruso.
El film introduce cosas que para nada están en esos relatos, pero con ellas quiere dar dinamismo, cuando no puro entretenimiento a la narración.
De este modo, puede haber a quien le rechinen un tanto las gracietas de Will Smith, por poner un ejemplo, pero yo creo que, en general, la adaptación está bastante conseguida, añadiéndole ese toque de entretenimiento, a través de las persecuciones, sobre todo, tan del cine de Hollywood y que pienso que en este caso, están bastante conseguidas.


Así pues, la película mezcla el universo de un mundo en el que los robots están integrados en la vida diaria, con todos los problemas morales que esto plantea, es decir, el que podríamos llamar universo de Asimov, con otra parte que podríamos llamar más comercial, puro entretenimiento, pero cuidando los detalles, por ejemplo, los automóviles que utilizan, el Audi que conduce Smith, no está pensado de cualquier manera, sino que realmente fueron variando las formas de los modelos que hay en la actualidad y pensando con cierta lógica cómo podría ser en el año 35 de nuestro siglo.
Para mí, una película muy entretenida, con un buen ritmo narrativo y un planteamiento lo suficientemente interesante como para mantener al espectador atento a la pantalla, en buena parte, gracias a la historia, a un pequeño punto de suspense que se resuelve casi al final y a los estupendos efectos visuales.




2 comentarios:

  1. Siendo peli basada en argumentos del gran ASIMOV tendrá que ser muy interesante si la han hecho bien como dices.
    Este tipo de pelis encanta a las gentes muy jóvenes.

    ResponderEliminar
  2. Es muy entretenida y creo que tiene un guión bastante trabajado.

    ResponderEliminar