miércoles, 16 de noviembre de 2016

LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

La casa de los espíritus es básicamente la historia de la familia Trueba.
Comienza describiendo a la familia Del Valle, especialmente a la extremadamente bella Rosa (Teri Polo) y su hermanita Clara (Grace Gummer) (que tiene poderes de clarividencia). Rosa está comprometida con Esteban Trueba (Jeremy Irons), pero no logra casarse con él pues muere al ser envenenada por equivocación. Esteban, frustrado por la pérdida de Rosa y el haber pasado dos años trabajando en una mina para conseguir dinero destinado a su futuro matrimonio, decide partir a Las Tres Marías, una hacienda abandonada que pertenecía a su padre. Allá se encarga de devolver el esplendor que Las Tres Marías alguna vez tuvo, convirtiéndose en el más rico terrateniente de la zona. Regresa a la ciudad nueve años después a ver a su madre (quien está ya agonizando) y a su hermana Férula (Glenn Close). Allí se encuentra con los Del Valle otra vez, hallando a una ya joven y hermosa Clara (Meryl Streep), a la cual pide matrimonio y con la cual tiene una hija, Blanca (Winona Ryder). Al crecer, Blanca se enamora del hijo de uno de los empleados de su padre, el joven Pedro (Antonio Banderas), con quien engendra una hija, Alba (Sasha Hanau). Este embarazo causa la separación entre Esteban Trueba y Clara. Su padre, pretende que Blanca se case con Jean de Satigny (Jan Niklas), aunque  Blanca consigue imponer su opinión y rechaza este matrimonio de conveniencia. Al estallar el golpe de estado de los militares, Blanca es detenida y torturada por el hijo bastardo de Esteban, quien busca venganza por no haber sido criado de la misma manera que Blanca aún cuando tiene la sangre Trueba. Una ex prostituta amiga de Esteban logra rescatar a Blanca.


El guión se basa en la novela del mismo nombre de la chilena Isabel Allende, tenida por una de las más representativas de la literatura iberoamericana en general y del realismo mágico en particular. Desde su publicación en 1982, el libro se convirtió en un éxito de ventas.


Sin embargo la película fue un fracaso absoluto en todos los aspectos (público y crítica). La pregunta surge casi espontáneamente ¿cuál es la razón de que una película basada en una brillante novela, con un director galardonado (Bille August, dos veces ganador de la Palma de Oro y ganador del Oscar de 1988 a la mejor película extranjera) y un reparto realmente impresionante (cinco estrellas principales han ganado 4 Oscars y han tenido 28 nominaciones), no funcione?
No hay una respuesta, tal vez varias. Para empezar no todos los grandes libros se pueden convertir en grandes películas. De hecho, quizá sea más fácil hacer una gran película de un libro mediocre, o incluso malo, que de un gran libro. Pero el realismo mágico es especialmente difícil de trasladar correctamente a la pantalla. Ha habido varias películas basadas en las obras de García Márquez, por ejemplo, y ninguna de ellas ha sido medianamente buena. Se me ocurre que tal vez directores como Buñuel, mas que por su genio (que también) por su peculiar manera de entender el cine, hubieran podido dar con el secreto para llevar el realismo mágico al cine.
Se le han achacado al film fallos en el casting, aunque yo creo que, en general, los actores lo hacen bastante bien.


La banda sonora, bastante buena, por cierto, lleva el sello de Hans Zimmer e incluye algún fragmento de melodías muy populares (La paloma o La Cumparsita, por ejemplo) y, al frente del diseño de vestuario estuvo nada menos que Barbara Baum.
Es cierto que la adaptación tiene algunos aspectos criticables y que deja qué desear con respeto al libro, la película intenta un acercamiento realista al concepto de realismo mágico y falla. De cualquier modo, se deja ver.




4 comentarios:

  1. Yo creo que el problema en casos de novelas tan completas es el metraje.... no hay suficiente cinta para llevar la historia correctamente. A veces se hacen miniseries que se adaptan mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese puede ser uno de los problemas, por eso comentaba yo que no hay una única respuesta a la pregunta sobre el fracaso del film.

      Eliminar
  2. O bien como una lotería, porque a veces el factor suerte es lo que cuenta, y el trabajo no se valora.

    Abrazo Trecce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí siempre me da mucho dolor decir de una película o de un libro que es malo, porque efectivamente, casi siempre hay un inmenso trabajo detrás. Lo que ocurre es que en ocasiones, ese trabajo y esfuerzo innegables, no se transforma en un buen producto, estamos hablando de arte y ese toque genial imprescindible, no se logra sólo con trabajo.

      Eliminar