martes, 27 de noviembre de 2012

EL VUELO DE SUPERMAN

A pesar de que ya va teniendo una edad, el que pasa por ser el más mítico de los superhéroes de la ficción moderna, se conserva joven y con una enviadable forma física.
En aquellos lejanos años 30 del pasado siglo, cuando el estadounidense Jerry Siegel y el canadiense Joe Shuster crearon su personaje, lo concibieron como una persona más o menos normal, pero con algunas de las cualidades que podamos tener el común de los mortales muy desarrolladas. Así Clark Kent, corría a una velocidad endiablada, tenía una fuerza descomunal o saltaba de un edificio a otro con la potencia de un canguro.
Estos saltos, que quedaban muy bien en el cómic o en los seriales radiofónicos que le siguieron, al parecer no quedaban tan plásticos en las películas y menos con los medios limitados de que entonces disponían y decidieron dotarle de una nueva habilidad, de buenas a primeras sus saltos se convirtieron en estilizados vuelos y todos recordamos el paseíto romántico que le da a Lois Lane en la peli de Richard Donner.
Lo cierto es que antes y después de soltarse a volar, Superman fue dotado de nuevas habilidades que al principio no tenía, como la visión de rayos X, adquiriendo la vestimenta con la que ahora le conocemos, o rodeándose de nuevos personajes.
Claro que si creemos a Sheldon, fan empedernido de Superman como el resto de personajes de Bing Bang Theory, el vuelo de Superman es una capacidad que obtuvo de la exposición al sol amarillo de la Tierra.



10 comentarios:

  1. Pues fíjate que a mi estas películas nunca me han hecho mucha gracias, quizás es que soy muy rarito.

    Saludos Trecce.

    ResponderEliminar
  2. Con Superman debió soñar, seguramente aún sueña, Artur Mas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendría que intentar entrar en política en Suiza.

      Eliminar
  3. Sheldon da unas explicaciones maravillosas y me río muchísimo porque gracias a Dios no tengo que convivir con él jajaja

    Marcó toda una época de nuestra niñez y del cine y le tengo mucho cariño, aunque no tengo del todo claro si ha "envejecido bien", al menos tampoco te partes de risa con los efectos especiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un icono independientemente de otras consideraciones.

      Eliminar
  4. Deben separase los seguidores del comic y los de la adaptaciones al cine, que han sido muchas, variadas, excelentes y olvidadas. Mi primera aproximación fue al comic de Jerry Siegel y Joe Shuster. Un lujo poder comprarlo aquellos lejanos tiempos, "que pue que no vuelvan"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo, Manuel, una cosa es el comic y otra el cine.

      Eliminar
  5. Era un poco aburrido, pasaba como con Asterix, ya sabías cómo iba a acabar todo.
    Era lo más parecido a ver permanentemente un partido Brasil-Armenía. Demasiada diferencia entre los contendientes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ocurre con casi todos los seriales, por llamarles de algún modo.

      Eliminar