viernes, 15 de noviembre de 2013

LA LOCA HISTORIA DEL MUNDO

Estructurada en capítulos desiguales en cuanto a duración, Mel Brooks, guionista, director e interprete en el film, toma algunos episodios de la Historia de forma totalmente aleatoria.
Así, hace un repaso sobre la humanidad en la Edad de Piedra, para pasar al relato bíblico del que elige el capítulo de los Diez Mandamientos y, sin solución de continuidad trasladarnos al Imperio Romano, un breve sketch sobre la Última Cena, la Inquisición Española o la Revolución Francesa.
Como digo, la duración de los episodios es desigual, los de más larga duración son los de Roma, la Inquisición y la Revolución Francesa. El segundo de los mencionados (la Inquisición), tiene forma de musical y, al final del film, vuelven a reaparecer los personajes de Roma en plena Revolución ante la amenazadora guillotina en un final demencial acorde con la propia película.
  

 
Aunque el film viene anunciado como "Historia del Mundo. Parte I", que yo sepa nunca se ha llegado a hacer una continuación, algo que no me extraña en absoluto vistos los resultados de este.
No por las inexactitudes históricas y todas esas cosas que algunos critican, al fin y al cabo estamos ante una comedia pura y dura que lo que menos pretende, supongo, es ser fiel a la Historia y sí hacer una caricatura divertida de la misma, sino por los pobres resultados en eso que presumiblemente pretende.

 
Lo cierto es que la peli empieza bien, el episodio del hombre prehistórico es bastante divertido e ingenioso, pero a partir de que llegamos al Imperio Romano, la cosa se vuelve pesada, el humor se torna zafio, recurrente y previsible y uno va perdiendo el interés y dándose cuenta de que aquello dista bastante de ser algo parecido a "La vida de Brian", por ejemplo.

 
Algunos de los gags arrancan la risa, es cierto, pero el resultado en conjunto es pobre y a mí, alguna de las partes, sobre todo la de la Revolución Francesa, me recordaba más a los episodios de Benny Hill que a una película con un mínimo de calidad.

 
En resumen, no está mal para pasar un rato divertido, pero creo que el proyecto es fallido, mucha sal gorda y nada o muy poco de humor inteligente, al contrario, nuestra inteligencia, en más de una ocasión, se siente un tanto ofendida.

 
 
 

4 comentarios:

  1. En la línea de siempre del autor...es una delicia para adolescentes con pocas pretensiones, algún gag divertido y poco más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que demasiada pólvora para tan poco fuego.

      Eliminar