martes, 12 de enero de 2016

EL ZAHIR

Un reconocido escritor de fama mundial (que casualmente escribió El peregrino, El alquimista y otras obras similares y habla de los guerreros de la luz), se encuentra de pronto con que su mujer desapareció. Como ella es corresponsal de guerra surgen muchas hipótesis: secuestro, asesinato, que lo haya dejado... Entonces comienza esta búsqueda, en que Esther se convierte en el "Zahir" de ese escritor. Este es un concepto proveniente de la tradición islámica que significa siempre presente, incapaz de pasar desapercibido; algo o alguien que acaba ocupando todo nuestro pensamiento, y es lo que le pasa al protagonista con Esther y lo que le lleva a replantearse toda su vida y a desentrañar los verdaderos caminos del amor.
El libro quiere representar un viaje existencial, no en vano el autor comienza con el famoso poema de Kavafis "Viaje a Ítaca" y como si de Ulises en busca de su Penélope se tratara, Coelho narra su aventura en la que aprende sobre la vida misma a lo largo del camino.
El estilo Coelho es el que conocemos, de fácil lectura, redundante a veces, entretiene pero, asimismo, esa búsqueda constante y mística de la fuerza del amor, como lo llama el autor, por momentos se vuelve algo tediosa.
Los lectores fieles del brasileño, seguirán encontrando en él unas cuantas frases bonitas, pero quizá no sea el libro más recomendable para quienes se acercan por primera vez a él, entre otras cosas porque es muy autorreferente, se defiende de los ataques de siempre de la crítica, de su supuesta simpleza para escribir, en fin, parece que esta obra estuviera pensada como vehículo exculpatorio de su creación literaria, dándole al lector la palabra final sobre la bondad de una obra.



6 comentarios:

  1. Coelho no es malo, es peor y en este libro lo demuestra plenamente. Como en muchas novelas de auto-ayuda y busqueda mistico-espiritual al final el que se auto-ayuda es el autor cobrando royalties. Sus novelas no dejan de ser Best-Sellers, solo que en un nuevo género el espiritualismo equiparable a los seriales románticos (tipo corin tellado) o del oeste, o a muchas novelas negras de espías y pseudohistóricas, simple entretenimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro, tiene bastante de autodefensa del autor.

      Eliminar
  2. Lo siento, Don Trecce, pero no aguanto ni un párrafo de Coelho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No deja indiferente, o no gusta nada, nada, nada; o se es fan.
      La verdad es que procuro contemplarlo con cierta distancia.

      Eliminar
  3. Como decía mi padre cada uno barre para su montón, así que también veo normal, que este autor esté a la defensiva, de aquellos que sus obras no les gusta.

    Salud amigo Trecce.

    ResponderEliminar