lunes, 2 de abril de 2012

TIRO MORTAL

En visperas de Navidad, un policía de Los Ángeles que se dispone a identificar a un sospechoso, es asesinado por este.
El encargado de la investigación será el detective Jerry Beck (Don Johnson), un hombre que atraviesa problemas personales, debido a su divorcio y a las disputas matrimoniales por el domicilio conyugal y la custodia de los dos hijos de la pareja.
La pista que sigue Beck, es la de un tipo, ex-convicto, que parece estar unido a un grupo de neonazis de Oklahoma. Es cuestión de buscarlo, atraparlo y llevarlo ante la justicia. Pero los deseos de venganza son tan fuertes que Jerry tendrá que reprimir sus ganas de hacer correr la sangre. Además, en el camino se encuentra con las dificultades que le plantean algunas autoridades que deberían colaborar en el buen fin de la operación y no lo hacen, o ponen algunos reparos.

John Frankenheimer debía de estar ya en horas bajas cuando se decidió a llevar adelante este proyecto sobre la base de un guión firmado por Robert Foster.

Aunque la maestría técnica del realizador se nota durante el film, a la peli le falta alma, se queda corta en algunos aspectos, carece de giros o sorpresas en su desarrollo (o estos son demasiado previsibles) y a la construcción de la historia le falta una buena dosis de equilibrio.

Cuenta con algunos secundarios de cierto nombre, aunque no todos tienen una presencia destacable.
Para algunos críticos, el papel protagonista le viene grande a Don Johnson, alguien con quien el director no llegó a congeniar, al punto de declarar que no había sido una buena experiencia.
La peli tiene algunos momentos, quizá, por rescatar algo, ciertos diálogos y escenas en los que predomina un tono humorístico y las secuencias del final, en las que la cinta remonta algo el vuelo.
He leído en algún lugar que la peli está minusvalorada. Yo creo que tampoco es para tanto y que si, en su momento, pasó por los cines sin pena ni gloria, fue por algo.




6 comentarios:

  1. A mi Don Johnson me parece buen actor, quizá no le haya llegado el papel ideal para lanzarlo definitivamente al estrellato, o se lo ha buscado él por esa vida tan azarosa que ha llevado. El alcohol y demás no es recomendable para nadie, pero sobre todo para la gente del cine es una ruina. Y yo creo que ahora ya a estas alturas se le está pasando el arroz.

    Saludos Trecce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando lee uno críticas de esta peli (y no me refiero a las especializadas, sino críticas de aficionados), te das cuenta de que cada cual tenemos un gusto. Desde el que opina que es una pena que el papel protagonista no se lo dieran a otro actor de más talento, hasta quién dice que Don Johnson hizo el papel de su vida.

      Eliminar
  2. La pelicula no la conozco, pero si un poco el actor que como bien dice Rafa, el actor que bebe y se despasa al final le pasa factura.
    Aunque particularmente Don Johson nunca me ha gustado su trabajo con o sin alcohol.
    Como suelo decir a gusto colores y habrá quién le guste y lo valore.

    Saludo Trecce.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La peli, en general, tampoco es nada del otro mundo.

      Eliminar
  3. Del director de "Ronin",se pueden esperar detalles de oficio y maestria en este film de serie B que protagoniza Don Johnson.
    Los hay.
    A cuentagotas.
    Por que el guión es realmente malo y la historia no hay por donde cogerla.
    El que no lo haya visto, no se pierde nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún partido más le podrían haber sacado a la historia.

      Eliminar